Menú Cerrar

¿Habrán cosas que no se pueden aprender?

Los que me conocen saben que soy un fiel creyente en el crecimiento personal. Creo que todos podemos cambiar (para bien o para mal) y que si nos lo proponemos podremos lograr casi cualquier cosa que nos propongamos. Pero hoy no me deja de dar vueltas la siguiente pregunta en la cabeza: ¿Habrán cosas que no se pueden enseñar? Y para también ver el otro lado de la moneda, ¿habrán cosas que no se pueden aprender?

Debemos empezar por reconocer que cada persona en este planeta es única. Eso hace que todos seamos diferentes. El ser diferentes necesariamente implica que cada uno de nosotros tienes capacidades distintas. Mmmm, creo que si todos somos únicos, necesariamente habrán cosas que no todos podemos aprender. Esto implica también que hay cosas que no se pueden enseñar. No todos podemos aprender a correr los 100 metros en menos de diez segundos al igual que no todos podemos entender la física cuántica.

Esto es fantástico. Qué bueno que no todos podemos aprender todo. Eso significa que cada uno de nosotros es irrepetible e infinitamente valioso. Además, eso no quita que hay cosas muy importantes que sí todos podemos aprender y enseñar:

  • Querer a los demás
  • Querernos a nosotros mismos
  • Ser compasivos
  • Tener empatía
  • Ser buenas personas
  • Hacer del mundo un mejor lugar

Así que ya he llegado a mi conclusión. Definitivamente hay cosas que no se pueden ni enseñar ni aprender. Lo bueno es que todas esas cosas no son las más importantes para vivir una vida llena de felicidad.

Publicado en reflexión

Deja un comentario

Contenido relacionado