Menú Cerrar

El deseo de aprender no se puede apagar

Para algunos el deseo de aprender es algo que viene y que va. Algo que a veces llega y que en ese momento se debe de aprovechar. Yo creo que el deseo de aprender es una cualidad innata del ser humano y que es la característica esencial que nos diferencia del resto de los animales. Como tal, considero que es algo que siempre está presente en nosotros. Simplemente algunas personas deciden ignorarlo por completo durante largos períodos de tiempo.

Noten que estoy hablando del deseo de aprender, no de la capacidad de aprender. La capacidad de aprender es más fácil identificar. Los niños aprenden a hablar y caminar. Lo vemos todos los días, fuera de algún impedimento específico, es obvio que los seres humanos tienen la capacidad de aprender.

Ahora, el deseo de aprender es algo un poco mas difícil de identificar. ¿Por qué? Porque aunque creo que siempre esta presente en todas las personas se suele ocultar detrás de una densa niebla de comodidad y miedo a fracasar. Por ende, no lo vemos en despliegue muy seguido. Tristemente es algo que con cada día que pasa está dejando de fortalecer nuestra sociedad.

Creo que todos queremos aprender todo el tiempo y aquellos de nosotros que nos enfocamos en crecer por medio del aprendizaje llegamos un poco más lejos en este juego que llamamos “la vida”. El deseo de aprender no es algo que se puede apagar. Tan solo se puede ignorar. La única incógnita que queda es, ¿Por qué alguien lo quisiera ignorar?

Publicado en educación

Deja un comentario

Contenido relacionado