Menú Cerrar

Es fácil perderse

Lo único que hace falta es tomar una una mala decisión y todo puede acabar. Nuestras vidas, tanto literales como metafóricas, son extremadamente frágiles. He visto una y otra vez como personas, tras una “mala racha” de decisiones, se colocan en posiciones muy difíciles. Es tan fácil perderse…

Cada uno de los caminos que decidimos seguir tiene destinos totalmente distintos. Puede ser que no lo veamos en el momento pero cada decisión que tomamos, sin importar lo insignificante que parezca en el momento, está determinando de alguna manera el resto de nuestras vidas. Debemos ser cautelosos, muy cautelosos.

Darnos cuenta y aceptar que existe un “efecto mariposa” en cada decisión que tomamos nos ayuda a construir una mejor vida. Primero, a travez de un beneficio interno. Internalizar esta fragilidad nos ayuda a reflexionar un poco más sobre las decisiones y acciones que tomamos en nuestras vidas. Empezaremos a buscar y luchar por seguir caminos que llevan a mejores lugares.

Segundo, por medio de un beneficio externo. Entender lo fácil que es perderse y reconocer que nosotros mismos podemos caer en cualquier momento nos regala una mayor empatía para con los demás. La compasión que podemos experimentar por una persona que ha cometido errores se multiplica. En general, nuestras relaciones con otras personas mejoran. Un mundo de ayuda y unidad se abre ante nosotros. Es algo verdaderamente maravilloso.

La fragilidad y poder que cada decisión que tomamos tiene pudiera parecer algo peligroso que debiéramos querer evitar. Y sí, como ya lo mencionamos, debemos ser cautelosos. Pero todas las monedas tienen dos lados. Al igual que cada decisión puede acabar con todo, una buena decisión también puede dar a luz a una nueva vida en cualquier momento. Una vida mejor que cualquier otra vida que nos pudiéramos haber imaginado. La decisión correcta le puede dar vuelta a la vida más complicada en un instante. Usualmente esta decisión es comprometerse a cambiar.

Si, es fácil perderse, pero es igual de fácil encontrar la luz. Solo debemos saber escoger.

Publicado en coaching, motivación

Deja un comentario

Contenido relacionado