Menú Cerrar

Quemar los barcos

“Quemar los barcos” es una frase que se le atribuye a Hernán Cortez quién en 1,519 le propuso a sus hombres quemar sus naves durante la conquista de México. De esta manera no habría marcha atrás, el único camino sería hacia adelante.

La idea de decidir ponerse voluntariamente en una situación en donde no haya otra opción más que enfrentar lo que más se teme me llama la atención. Me aterra, pero me llama la atención.

Los seres humanos siempre hacemos lo que no resulta más fácil o cómodo. Mientras los barcos estén ahí, en cualquier momento nos daremos la vuelta y correremos hacia ellos. Si de verdad queremos abrir brecha tierra adentro, lo mejor que podemos hacer es destruir cualquier ruta de escape posible.

Al final del día esto esto no solo es un tema de compromiso y convicción. Es un tema de naturaleza y fragilidad humana. Si el compromiso es lo suficientemente fuerte, no necesitas quemar los barcos por qué bajo ninguna circunstancia saldrías corriendo para escapar en ellos. Pero, si este es el caso y nunca más usarías los barcos, ¿por qué los dejarías sin quemar?

Publicado en reflexión

Deja un comentario

Contenido relacionado