Menú Cerrar

Pensar

El mundo en el que vivimos es complejo, muy complejo. Incluso, nuestros sentidos no pueden capturar la inmensidad de cosas que están ocurriendo a nuestro alrededor. Por ejemplo, no podemos ver la luz infrarroja o escuchar las frecuencias de los silbatos para perros. Pareciera ser que estamos en desventaja pero no es así. Podemos pensar.

Pensar es una de las actividades más desgastantes que un ser humano puede hacer. Es realmente difícil y gasta mucha energía. Tanto así, que la evitamos lo más que podemos. Son muy pocos los momentos en que realmente enfocamos toda nuestra mente a pensar en algo que queremos entender.

Es tan difícil que hay industrias de millones de dólares que se han construido alrededor de ayudar a las personas a no pensar. “No leas el libro, acá está el resumen.” “No te preocupes por el plan de negocios de la empresa, esta herramienta lo genera en base a un modelo probado.” “Inscribete a este curso y soluciona tu vida personal en 2 semanas.” “Hazte millonario en un año con este revolucionario programa.”

Lo siento mucho pero las cosas no funcionan así. Agarremos el ejemplo de todos los cursos, talleres y libros que prometen ayudar a las personas a hacer mucho, mucho dinero. ¿Realmente creen que si las personas tuvieran los secretos que prometen de cómo hacer tanto dinero estarían usando su tiempo en venderles los cursos? Yo tampoco creo. Creo que si tuvieran las respuestas, las estarían aplicando y haciendo todo ese dinero ellos mismos.

No hay substituto para pensar. El éxito requiere determinación, inteligencia, trabajo duro y mucho pensamiento. Si queremos un mejor mundo es importante que aprendamos a pensar. Y una vez que aprendamos a pensar qué le enseñemos a otros a hacerlo también.

La mente es el regalo más grande que cada uno de nosotros tiene simplemente por el hecho de que es el órgano que nos permite pensar.

¿Qué tan poderoso es el pensamiento? Tan solo piensa con todas tus fuerzas en la comida favorita que comías en las casa de tus papás cuando eras pequeño. Acabas de viajar en el tiempo modificado tu realidad.

Publicado en reflexión

Deja un comentario

Contenido relacionado