Menú Cerrar

Lecciones importantes que aprendí en el concierto de Rush

Rush es un grupo de rock progresivo que se formó en 1968 en Toronto, Canadá. Desde que yo era muy pequeño ha sido uno de mis grupos favoritos. Esta semana tuve la oportunidad de ir a mi primer (y probablemente único) concierto de ellos. Están actualmente haciendo una gira de despedida para festejar sus 40 años dentro del mundo de la música.

Aprendí varias cosas muy importantes en el concierto:

  1. Estuvo lloviendo mucho antes del concierto. Manejamos 2 horas hasta el lugar donde era el concierto. Nos regresamos de madrugada para poder cumplir con compromisos que teníamos al día siguiente. Nada de esto se sintió pesado o desagradable. La lección: si algo te gusta y te entusiasma harás lo que haga falta para disfrutarlo sin sentir que es «incómodo». Es otra manera de ver el mundo.
  2. 40 años es mucho tiempo. La excelencia que se puede llegar a lograr trabajando en algo durante tanto tiempo es importante. La calidad de audio, la precisión, la composición  y la química entre los 3 miembros del grupo es de tal nivel que estoy convencido que solo después de 40 años de trabajar juntos se puede llegar a ese nivel.
  3. Los errores ocurren y lo mejor es corregirlos sin sufrir. Dado a los cambios de clima, el audio no estuvo de lo mejor durante las primeras dos canciones. Los ingenieros de sonido trabajaron duro y a partir de la tercer canción el sonido fue espectacular. No se notó nadie molesto o culpando. Simplemente siguieron adelante y lo corrigieron.
  4. Conocer bien a quienes trabajan en tu equipo da mejores resultados. Se nota que los 3 miembros son muy buenos amigos. Llevan 40 años juntos. Lo compacto del sonido y la precisión de todo lo que hacen es increíble. Parece que fueran solo uno. Ese rapport que tienen colabora mucho a la calidad de sus canciones y la interpretación en vivo.
  5. Uber está en todo. Nos movimos del hotel al concierto y de regreso con Uber. 4 minutos tiempo de espera y $6 en cada vía. Usenlo cuando puedan. Gran experiencia.
Publicado en personal, reflexión

Contenido relacionado

Deja un comentario