Menú Cerrar

Etiqueta: rendimiento

La retroalimentación y un mejor futuro para tu equipo

Así que ya eres gerente y te encuentras con un equipo a tu cargo. Sabes que pueden lograr más y los quieres ayudar a alcanzarlo pero no sabes cómo. ¿Qué hacer para ayudarles a tener mejor resultados en el futuro?

Las respuesta se puede encontrar en la misma pregunta. La solución está en el futuro y no en lo que ha ocurrido en el pasado. 100% de las oportunidades de mejora están en el futuro, el pasado ya pasó y no hay nada que se pueda hacer para cambiarlo —lo hecho, hecho está.

Recuerda, la retroalimentación constante es una de las herramientas más poderosas que los gerentes tienen a su disposición. Bien utilizada puede, sin duda alguna, cambiar el rendimiento de un equipo de trabajo para bien.

Sin embargo, el primer impulso que muchas personas siguen al dar retroalimentación es enfocarse en lo ya sucedido y en resaltar el comportamiento que lo causó. La reacción de la persona que está recibiendo la retroalimentación naturalmente será defensiva. Hablar del pasado es frustrante porque no se puede cambiar. Esta situación en lugar de mejorar el rendimiento futuro, solo desgastará la relación.

Ahora vale la pena detenerse un momento a pensar y preguntarse, ¿cuál es el propósito de la retroalimentación? Para mí es: cambiar el comportamiento futuro de una persona para que pueda obtener mejores resultados. Así de simple.

El rendimiento futuro de tu equipo dependerá grandemente de cuánto tiempo pases pensando en quienes quieres que sean en el futuro. ¿Cómo quieres que se comporten la próxima vez que se encuentren ante una situación similar a la que les acaba de dar problemas? Esta es la pregunta central. Todo lo demás no importa. Especialmente lo que pasó en el pasado.

Un estándar diferente

Todo empieza con un estándar. El estándar determina quién está cumpliendo y quién no. Es en base al estándar que se decide quién se va y quién se queda. Sin un estándar el rendimiento que se puede esperar es impredecible y la mayoría de veces es bastante pobre.

Un estándar por definición es subjetivo. La persona encargada de definir el estándar —usualmente el fundador o CEO— determinará el estándar en base a su expectativas y sus experiencias personales. Si esta persona no sé a expuesto a estándares altos, su punto de referencia será bajo y estará satisfecho con poco.

Es por esto que es muy importante que cualquier gerente que tenga personal a su cargo se exponga constantemente a estándares diferentes. Que pueda ver lo que otras personas fuera de su organización son capaces de hacer. Que mida sus estándares contra los mejores. De lo contrario, lo que cree que su equipo es capaz de hacer no se podrá comparar con lo que la mejor competencia está haciendo.

A veces creemos que lo que las otras empresas que admiramos están logrando es por arte de magia. Esto no es cierto. Lo que sucede es que ellos tienen estándares diferentes. Tienen estándares más altos y solo trabajan con personas que son capaces de cumplirlos. Esto es lo que hace toda la diferencia en lo que se puede llegar a lograr.

Depósitos en entreno, retiros en carrera

La preparación y el entrenamiento son esenciales para alcanzar altos niveles de rendimiento. Mientras más intensa y constante sea la preparación, mayor será la probabilidad del éxito. Esto pareciera fácil de comprender pero asimilarlo y ponerlo en práctica resulta bastante más difícil de lo que se cree.

Entregar un alto nivel de esfuerzo en ambientes de preparación resulta extremadamente difícil por qué en el fondo se sabe que se está trabajando en un ambiente “simulado”. Para alcanzar un rendimiento adecuado durante el período de preparación se debe condicionar la mente para que “integre” que habrá un beneficio futuro gracias a el esfuerzo presente —un tipo de gratificación diferida.

La mejor manera de lograr esto es visualizar el esfuerzo que se hace durante la preparación como un depósito que se está realizando en una cuenta bancaria de la cual después se podrán hacer retiros en el momento de la competencia.

Esta manera de pensar no es nueva. Frases similares han sido utilizadas a través de los siglos. “Mientras más se sude en tiempo de paz, menos sangraremos en tiempos de guerra”, escribió “Nicolás Maquiavelo”.

Mientras más depósitos se hagan y más grande sea cada uno, más fondos habrán disponibles en la cuenta para retirar cuando más se necesite. Si se quieren tener suficientes recursos disponibles para el momento de la verdad, el momento de depositar es hora. Vamos a entrenar.

Las únicas dos cosas que debe hacer un gerente para tener éxito

Creo que no es un secreto que el éxito de un gerente se mide en base al resultado de su equipo. Así de directo. Los logros de un gerente son los logros de su equipo.

Ahora, lo que a veces se pierde de vistas es que es lo que un gerente debe hacer para obtener el rendimiento máximo de su equipo. Andy Grove, ex CEO de Intel,  en su libro High Output Management, lo simplifica al máximo.

Como primer punto el equipo está conformado por personas. Así que el gerente se debe enfocar en crecer a las personas que conforman a su equipo. Si una persona en el equipo no logra crecer y cumplir con las expectativas esto tan solo puede ser por una de dos razones: o la persona no está motivada o la persona no tiene las destrezas necesarias para tener éxito.

Dado esto, un gerente se debe enfocar en 2 cosas para maximizar el rendimiento de su equipo y tener éxito:

  1. Motivar a los miembros de su equipo
  2. Entrenar a las personas a su cargo

Como saber si hiciste una buena contratación

Hace un par de noches en Sao Paulo tuve una muy buena plática con un muy buen amigo, alguien a quien respeto mucho por sus habilidades como emprendedor.

Estábamos hablando de cómo saber si una persona que que trabaja para ti es realmente la persona ideal para el puesto en que la pusiste. La respuesta que me dio fue muy simple pero directa y muy acertada: «Si la persona que contrataste no te está enseñando nada, probablemente no es la persona correcta».

Cuando una persona recién llega a una empresa, en especial a un puesto gerencial, esta persona deberá pasar por un proceso de desarrollo, capacitación, etc. Esto es natural. Deber ir creciendo. Pero esto tampoco  significa que esta persona no te deba estar enseñando nuevas maneras de pensar, otras formas de resolver los problemas de la empresa, otros paradigmas, etc.

De hecho, si te encuentras trabajando con alguien que contrataste y sientes que no te está enseñando nada, piénsalo. Hazte la pregunta. Si esta persona no me está enseñando nada, ¿hice la contratación correcta? Después de todo, quieres a alguien en ese puesto que lo sepa manejar mejor que tú, ¿no?

Los 5 componentes clave para lograr un cambio radical

Muchas veces las cosas no están mal. Pero al mismo tiempo tenemos la intuición de que podrían estar mejor. Y es entonces que empezamos a buscar y a buscar cambios que hacer para poder materializar ese «potencial» que vemos. Muchas veces nos perdemos en esta búsqueda y empezamos a pensar en escenarios y situaciones sumamente complejas. La ansiedad se apodera de nosotros y con cada instante que pasa vamos tomando peores y peores decisiones. Esta no es la manera de lograr mejora continua.

En mi experiencia es mucho mejor buscar los elementos ma simples, incluso mundanos, cuando queremos lograr cambiar una situación radicalmente. Algunos de los elementos simples que he logrado identificar son:

  • La química y la calidad de la relación entre los miembros del equipo. Amistad.
  • La actitud de gerencia hacia el equipo (confianza / desconfianza)
  • La existencia de una visión clara que esté alineada con la visión general de la organización (claro! esta debe existir)
  • Una metodología de trabajo simple y eficiente que permita a todos obtener retroalimentación de que tan buen trabajo están haciendo (nosotros estamos utilizando scrum).
  • El nivel de compromiso y entrega que todo esto logra

Es cierto, estos 5 puntos son simples pero ojo, esto no quiere decir que sean triviales. Requieren de mucho trabajo, energía y entrega de toda la organización para existir. Lo bueno es que al no ser complejos, todo lo que se necesita para poderlos ejecutar es dedicarles los recursos necesarios.

Todos los beneficios de un equipo comprometido con la empresa

En cada pequeña acción que cada uno de nosotros ejecuta, sin importar el puesto que desempeñemos, existen dos fuerzas nortes que determinan la calidad del resultado: nuestros intereses personales y los intereses de la empresa.

Es importante delinear que las empresas le pagan a cada uno de sus colaboradores por velar por los intereses de la empresa y no por la comodidad personal del colaborador. Visto desde el punto de vista del directo: la empresa me paga por ayudar a concretar su visión, no por hacer solo lo que yo quiero.

Algo muy especial ocurre cuando los intereses personales del equipo están alineados con la visión de la empresa. El equipo se empieza a comprometer y empieza a hacer todas aquellas cosas que se le dificultan, que de paso son las más importantes, para hacer de la visión de la empresa una realidad. Las decisiones difíciles, las conversaciones incómodas y las negociaciones difíciles se hacen un poco mas fáciles cuando se tiene presente que se espera de nosotros como colaboradores de la organización: compromiso con la visión, no con nuestros intereses.

Esto no quiere decir que a ciegas las personas deben seguir todo lo que la empresa les pide y olvidar su vida personal, familia y amigos. Lejos de eso. Las personas deben defender sus intereses y vidas personales a manera de estar alineados con la calidad de vida que esperan llevar.

La moraleja que acá quiero dejar es que cuando hay algo en el trabajo que sabes que debes hacer hacer para mejorar los resultados y cumplir con lo que la empresa espera de ti hazlo. Aunque sea incómodo difícil y a veces de mucho miedo.

De los pensamientos al ánimo, del ánimo a los resultados

Hay algunas veces que damos mas de lo que creemos poder dar. Hay otra veces en que nos asombramos de lo que hemos logrado. En esos momentos nos preguntamos que cambió y rara vez encontramos una respuesta que haga sentido pues sabemos que no hemos entrenado mas, estamos al tanto de que no hemos cambiado el proceso en el trabajo o todo pareciese seguir igual.

Estoy convencido en que estos momento lo que marca la diferencia en el rendimiento es el estado de ánimo en que nos encontramos. Ese estado de convicción en el que sabemos que podemos dar mas y todo el resto de situaciones pasan a un plano secundario.

Al mismo tiempo se ha demostrado científicamente que el estado de ánimo es directamente influenciado por la calidad de los pensamientos que tenemos. Mientras más positivos sean los pensamientos que generamos, mejor estado de ánimo tendremos, mejore resultados. Tampoco debemos olvidar que somos nosotros quienes escogemos que pensar!

¿Suena simple? Si. ¿Es fácil? No.

The Rise of Superman: Decoding the Science of Ultimate Human Performance

Todos queremos lograr mas en nuestras vidas. No hay duda de eso. Algunas de las preguntas que todos de una manera u otra nos hacemos en relación a esto son: ¿Que es lo que lleva a algunas personas a lograr mas que otras? ¿Por qué hay momentos en que experimento incrementos sustanciales de rendimiento? ¿Como puedo lograr mayor concentración? ¿Por qué experimento altos y bajos? ¿Cual es el secreto del alto rendimiento? etc.

Pues bien, The Rise of Superman: Decoding the Science of Ultimate Human Performance es un libro que, analizando atletas de alto rendimiento en deportes extremos, explica el estado de «flow» en los seres humanos. El libro describe el «flow» como aquello a lo que comúnmente le llamamos «estar en la zona» o algo por el estilo.

Recién lo terminé de leer ayer y les puedo decir que el libro me impactó muchísimo. Las historias de los atletas son son muy buenas y la descripción psicológica de como funcionan nuestros estados mentales es buenísima.

Lo mejor del libro es que estoy  empezando a aprender a  como controlar los factores o «triggers» externos e internos que me ayudarán a empezar a pasar mas tiempo en «flow» o estar en «la zona». Si te interesa incrementar tu rendimiento y resultados de una manera exponencial este libro es para ti.

Les dejo la página de mis quotes y rating del libro en goodreads:

The Rise of Superman: Decoding the Science of Ultimate Human PerformanceThe Rise of Superman: Decoding the Science of Ultimate Human Performance by Steven Kotler
My rating: 5 of 5 stars

View all my reviews

Manejo de personal – cuales son las decisiones importantes

Cuando un gerente está enfrentando todo lo que debe hacer con su equipo, cada decisión cobra mucha importancia. Las decisiones que toman la mayor cantidad de tiempo y recursos son las decisiones respecto a «QUE». Es evalúa que va a hacer cada persona, que es lo mas importante a hacer en este trimestre, que debemos cambiar para lograr las metas, que amenazas hay allá afuera, que es la mayor oportunidad que se tiene a la mano, etc.

Todas estas decisiones se deben tomar y son importantes. Pero como muy bien lo plantea Jim Collins en Good to Great: «Las decisiones mas importantes que la gente de negocios toma no son las decisiones de que sino  las decisiones de quien».

Collins con esto quiere decir que el manejo de personal es sumamente importante. Y no en el sentido de QUE debe hacer el personal sino que QUIEN va a hacer que cosas. Esto empieza a poner en perspectiva la importancia del reclutamiento de personal y el grado de seriedad con que se debe tomar  la construcción de equipos.

Quien en este caso se refiere a las personas que se ubican para que tomen las decisiones sobre el que. ¿Quien lidera la fuerza de ventas? ¿Quien está ensamblando tu producto? ¿Quien tiene la oficina de «la esquina»? En resumen, quien es donde empieza la magi o en donde empiezan los problemas.

Si estás interesado en como reclutar mejor para tu empresa y en el camino facilitar el manejo de personal Who: The A Method for Hiring es un excelente libro para empezar.