Menú Cerrar

Días largos

Cuando los días son largos, el avance es sustancial. No sé porque a veces tenemos resistencia a entregarnos de lleno y comprometernos ha darlo todo hasta el final. Trabajar en lo que nos apasiona durante largos días es un privilegio, jamás un castigo.

Creo que el secreto está en escoger bien qué es lo que escogemos hacer con nuestro tiempo. Trabajar en algo que está bien hecho, en algo que nos enorgullece, es muy diferente a trabajar en algo mediocre que no nos importa. Todos queremos formar parte de algo grandioso, de un proyecto exitoso. Siempre, de alguna manera u otra, nos identificamos con lo que hacemos y si lo que hacemos no refleja lo que aspiramos ser, lo días largos serán interminables de verdad.

El problema nunca son los días largos. El problema son las cosas vacías que hacemos durante esos días. Encuentra ese proyecto del que anhelas formar parte y jamás en tu vida volverás a ver un día largo como un castigo o algo de que escapar. Al contrario, cada día largo en el que puedas trabajar en tus sueños será la más dulce recompensa que tendrás.

Publicado en motivación

Deja un comentario

Contenido relacionado