Menú Cerrar

La belleza de lo que no se puede ver

Hay tantas cosas que con los ojos no podemos ver. Las buenas intenciones de los demás es un buen ejemplo para empezar.

¿Y qué hay de las horas y horas que alguien pasa pensando en cómo ayudar a alguien más que nunca se lo pidió? Es maravilloso de verdad.

El alma y mundo interior de cada uno de nosotros, aunque invisible a los demás, es en donde la infinidad de la belleza se puede encontrar.

Por hoy no tengo mucho más que decir. Creo que el punto está claro y no hay más que discutir.

Si queremos encontrar belleza en cada momento de nuestra vida debemos dejar de pensar y empezar a usar un poco más el corazón.

Publicado en motivación

Deja un comentario

Contenido relacionado