Menú Cerrar

Migrante de Marcos Antil

Hace muchos años que leer un libro no me transformaba tanto. Es cierto, nunca podemos regresar a ser la misma persona que éramos antes de leer un libro. Esta vez no es la excepción. La persona que yo era hace tan solo 13 días que empecé a leer Migrante se ve hoy tan distante, desconectada y sin dirección.

Esta biografía que hermosamente detalla una vida llena de adversidad, dolor e infinita esperanza nos enseña que la aceptación de nuestras raíces y la unidad como familias y comunidades pueden con todo. Nada ni nadie las puede detener. Ni siquiera el conflicto interno y las guerras pueden detener a un migrante en busca de un mejor mañana para él y su familia.

Estoy muy agradecido con Marcos por este relato de como un niño, dadas sus circunstancias de vida, se vio en situaciones donde tuvo que tomar decisiones que yo no le desearía ni a mi peor enemigo tener que tomar. Y no solo es esto, la honestidad y transparencia con que Marcos comparte sus emociones, aprendizajes y momentos de debilidad es una invitación a nunca darnos por vencidos. Todas las personas que lean este libro podrán encontrar la fuerza necesaria para seguir adelante en cualquier situación. Y cuando digo cualquier situación, creanme, me refiero a cualquier situación.

Siendo Guatemalteco, aprendí acerca de muchos aspectos de mi país de los cuales solo había escuchado lejanas historias que nunca me llamaron la atención. Me sentí más cerca que nunca de Guatemala y su gente. Debo reconocer que muchas veces, al igual que se menciona en el libro, he menospreciado a mi país y su gente. Esto es algo que quiero “reprogramar” 1 en mí.

El logro y triunfo, que por momentos pareciera inalcanzable durante la historia, resulta ser inevitable gracias a las infinitas contribuciones de generaciones y generaciones. Los recuerdos de llanuras, pueblos, siembras, mascotas y antiguas tradiciones viajan con el migrante a Estados Unidos para acompañarlo en esta aventura que nos recuerda que todo es posible. El relato nos hace evidente que Guatemala es una maravillosa tierra llena de talento, milenarias tradiciones y personas con sueños que nadie podrá frustrar.

Migrante es una obra maestra que todo guatemalteco debiera leer. En especial aquellos de nosotros que estamos en el ecosistema emprendedor.

Todavía estoy tratando de reconciliar como veía a Xumak al haber trabajado 4 años en una oficina 3 pisos abajo de ellos en el Design Center con lo que acabo de leer. No tenía ni idea.


  1. Así es como le llama Marcos al proceso de cambiar nuestros pensamientos y manera de ver las cosas. ↩︎

Compralo en Sophos Guatemala

Compralo en formato Ebook en Amazon Kindle

Publicado en libros

1 comentario

Deja un comentario

Contenido relacionado