Menú Cerrar

5 señales que un proyecto va para mal

Hoy por la mañana tuve la oportunidad de leer un artículo de Paul Glen titulado «Five Signs a Project is Headed for Trouble» publicado en CIO. Me pareció muy interesante y procedo a presentar mi traducción e impresiones del mismo.

Es tan importante poder saber de antemano que hay problemas en un proyecto. Más ahora en estos tiempos difíciles. Mientras antes se identifique que hay problemas, existe más probabilidad de obtener los resultados esperados. 5 claras señales de que un proyecto va en mala dirección son:

  1. La dirección de la administración es inconsistente o no existente – Si el liderazgo del proyecto está «loqueando», es probable que la dirección del proyecto va mal. De la misma manera, si las personas a cargo del proyecto están cambiando constantemente, hay un problema.
  2. La administración del proyecto y la administración del negocio se ven desconectadas – Si se tiene una dirección constante y certera para el proyecto pero esta está en desacuerdo con las expectativas de la administración comercial, se viene un lío encima.
  3. El equipo carece un compromiso a un objetivo claro que es entendido por todos – Todo proyecto tiene uno o dos objetivos. Estos pueden ser vagamente discutidos o presentados de una manera concisa. No obstante, ex muy raro que un negocio de dinero para algo que no tiene realmente no tiene un propósito de ser. Esto lleva a la tendencia en creer que el propósito de un proyecto es tan obvio que no vale la pena articularlo. Lamentablemente esto lleva a malentendidos y asumpciones erróneas respecto a las prioridades.
  4. Los miembros del equipo no se escuchan el uno al otro – Aunque los miembros del equipo se llevan bien personalmente, muchas veces no se escuchan los unos a los otros. Esta tendencia lleva al desastre ya que las personas se ven incapacitadas para coordinar actividades y hacer los compromisos necesarios para permitir que los proyectos se muevan para adelante.
  5. El equipo está en estado de discordia – De vez en cuando los equipos se separan en «bando». Este estado de discordia es un proceso destructivo. Ya se sabe como terminará la historia.

Si se ve cualquiera de estos síntomas se debe actuar ahora. No se puede esperar a que sea obvio que el proyecto es un fracaso esperando a suceder. Al intervenir a la primer sospecha de problema es posible que se pueda rescatar tanto el proyecto como la carrera de las personas involucradas en el mismo.

Nota: Quiero agradecer a «Bruno» en Guatemala por su observación respecto a la cita del material original. Quiero expresar públicamente mis disculpas al autor por inicialmente no haber dado el crédito merecido. Esto no fue intencional.

Publicado en gerencia, productividad

Contenido relacionado

2 Comentarios

  1. Manolo Alvarez

    Muchas gracias por tu observación Bruno. En especial tu interés de que las cosas se hagan bien. La publicación ha sido actualizada con el merecido crédito al autor original. Gracias!

Deja un comentario