Menú Cerrar

Etiqueta: resultados

Lo que quieres

Y pueden pasar años en los que flotamos a la deriva. Seguimos al pie de la letra la receta que alguien más nos ha programado. No cuestionamos y seguimos el camino hacia ningún lugar. Nos convertimos en víctimas de la inercia.

Esta metáfora, un tanto filosófica, también existe en el mundo del emprendimiento y la gestión. Pueden pasar años en los que trabajamos y trabajamos sin saber realmente qué queremos lograr. Nos ahogamos en un mar de angustias porque simplemente no sabemos qué queremos.

¿Para que tienes a tu equipo de trabajo? ¿Qué quieres que logren? ¿Cómo se ve el éxito para el equipo? Encuentra estas respuestas y luego responsabiliza a tu equipo para que logre lo que la empresa necesita que hagan. Si no lo pueden lograr, tal vez es momento de buscar otro equipo de trabajo.

Un estándar diferente

Todo empieza con un estándar. El estándar determina quién está cumpliendo y quién no. Es en base al estándar que se decide quién se va y quién se queda. Sin un estándar el rendimiento que se puede esperar es impredecible y la mayoría de veces es bastante pobre.

Un estándar por definición es subjetivo. La persona encargada de definir el estándar —usualmente el fundador o CEO— determinará el estándar en base a su expectativas y sus experiencias personales. Si esta persona no sé a expuesto a estándares altos, su punto de referencia será bajo y estará satisfecho con poco.

Es por esto que es muy importante que cualquier gerente que tenga personal a su cargo se exponga constantemente a estándares diferentes. Que pueda ver lo que otras personas fuera de su organización son capaces de hacer. Que mida sus estándares contra los mejores. De lo contrario, lo que cree que su equipo es capaz de hacer no se podrá comparar con lo que la mejor competencia está haciendo.

A veces creemos que lo que las otras empresas que admiramos están logrando es por arte de magia. Esto no es cierto. Lo que sucede es que ellos tienen estándares diferentes. Tienen estándares más altos y solo trabajan con personas que son capaces de cumplirlos. Esto es lo que hace toda la diferencia en lo que se puede llegar a lograr.

Impaciente con las acciones, paciente con los resultados

Naval Ravikant probablemente tiene una de las cuentas de Twitter más valiosas que hay. Sus tweets son ideas muy poderosas expresadas en pequeñas frases muy simples de asimilar.

“Impaciente con las acciones, paciente con los resultados”, es el tweet de Naval sobre el cual quiero reflexionar hoy.

Impaciente con las acciones se refiere a que hay que estar en constante movimiento. Actuar hoy es mejor que actuar mañana. Es importante estar activos todo el tiempo para así poder probar más alternativas. Incansable acción es el único camino hacia adelante.

Paciente con los resultados significa no desesperar cuando las cosas no salen como se desea. Los buenos resultados tardan tiempo en llegar. Sino pregúntenle a cualquier bebé que está empezando a aprender a hablar o caminar. Seguramente muchas de las acciones que se tomen no darán los resultados esperados inmediatamente y eso está bien. Las acciones que se toman se pueden controlar, los resultados no.

Ahora, unamos las dos partes de la idea. Es importante mantenerse constantemente activos mientras pacientemente se avanza hacia los resultados que se esperan lograr. No se debe tolerar la inactividad o la postergación del actuar. Hay que actuar ahora. Al mismo tiempo se debe tener presente que lograr los resultados que se buscan es un maratón, no un sprint. No se debe perder inercia antes los fracasos o cambio de planes. Debe practicarse la paciencia. Lo importante es que pase lo que pase, se debe seguir actuando.

Presta atención, tu vida depende ello

“¿Cómo sería tu vida si todo lo que haces lo hicieras cómo si tu vida dependiera de ello?”, me preguntó frente al lago aquel amigo. Esto ya fue varios años atrás. Al día de hoy sigo pensando en aquella pregunta. No hay nada mejor que una buena pregunta para sentarse a reflexionar y eventualmente encontrar como crecer.

Después de la conversación que tuvimos a raíz de esta pregunta, me quedó muy claro que él no se refería a aquellas cosas que son “trascendentales” en la vida. Se refería a las actividades cotidianas, a las pequeñas cosas que muchas veces hacemos sin siquiera darnos cuenta que las estamos haciendo.

La pregunta está diseñada para ayudarnos a reflexionar sobre como “construimos” nuestras vidas. “Construir” nuestra vida no es nada más que ir sumando todas las acciones que hacemos y las decisiones que tomamos en cada minuto de cada día. ¿Cómo sería tu vida si todo lo que haces lo hicieras como si tu vida dependiera de ello?

¿Cómo sería mi vida si mi vida dependiera de despertarme a la hora que dije que lo iba a hacer? ¿Cómo serían los artículos que escribo si mi vida dependiera de escribirlos lo mejor que puedo? ¿Cómo sería mi empresa si mi vida dependiera de ser el mejor CEO que puedo ser? ¿Cómo sería mi familia si mi vida dependiera de ser el mejor esposo / padre que puedo ser? ¿Cómo sería cada interacción que tengo con otras personas si mi vida dependiera de ser lo más generoso y compasivo que puedo ser? ¿Cómo serían las reuniones que lidero si mi vida dependiera de liderar las mejores reuniones que puedo liderar?Inserte sus propias preguntas acá…

Responder estas preguntas puede ser duro pero la recompensa es grande. Para arrancar, podemos empezar a ver destellos de lo majestuosa que pudiera ser nuestra vida si tan solo nos comprometiéramos a dar todo lo que somos en todo momento. Nos ayuda a construir una visión clara de la vida que quisiéramos un día alcanzar.

Luego, las respuestas que damos nos ayudan a ver donde estamos realmente en contraste a en donde quisiéramos estar. Evidencian lo muy poco que a veces nos esforzamos por construir las vidas que queremos llegar a tener. Nos dejan claro que mucho de lo que no hemos logrado es por la falta de compromiso que tenemos. Esto puede ser muy doloroso pero resulta muy útil. No se puede llegar a donde se quiere ir sin antes saber desde donde se está empezando a caminar.

Presta atención a los pequeños detalles de tu vida. Cada acción suma y te acerca o te aleja de lo que quieres lograr. Todas las decisiones que tomes, sin importar cuan pequeñas parezcan, te definen como persona. Procura siempre actuar con excelencia.

Finalmente no olvides preguntarte, ¿cómo haría esto que estoy a punto de hacer si mi vida dependiera de ello? La realidad es que tu vida si depende de ello.

No esperes naranjas si estás sembrando manzanas

El pasado viernes, muy temprano por la mañana, grabé un episodio de mi Podcast Conceptos. Lo que más me gusta de el Podcast son los pedacitos de oro que dejan las conversaciones que se graban. El episodio de esta semana excedió las expectativas.

La conversación fue acerca del entrenamiento mental y la importancia de nuestros pensamientos. «Manolo, una persona no puede esperar tener resultados positivos si está teniendo pensamientos negativos.», me dijo Stephanie. «Es cómo estar sembrando semillas de manzana y luego esperar tener arboles de naranja».

Hace tanto sentido cuando uno lo ve así. Pero la mayor parte del tiempo simplemente no estamos conscientes de nuestros pensamientos. «Una persona tiene aproximadamente 90,000 pensamientos al día.», afirmó Stephanie. Me resulta impresionante lo poco conscientes que estamos de la mayoría de esos pensamientos –al menos sé que en mi caso es así–.

El primer paso es poder estar conscientes de qué tipo de pensamientos estamos teniendo. El segundo paso es tener claramente definido el objetivo que queremos lograr. El tercer paso es asegurarnos que los pensamientos que estamos teniendo nos conduzcan a los objetivos que queremos lograr. De lo contrario, estaremos sembrando manzanas y esperando tener naranjas.

La humildad para lograr mejores resultados en el 2017

Por lo menos yo, en el estricto sentido de la palabra, no tengo una connotación muy positiva de humildad. De alguna manera lo relaciono con pobreza. Recientemente estuve pensando en esto de la humildad y creo que hay otra manera de entrarle. La investigación y las reflexiones que he hecho me han llevado a pensar que la humildad es necesaria en una empresa para lograr tener una cultura de responsabilidad y alto rendimiento.

Para empezar, todos tenemos información limitada respecto a lo que queremos lograr y como lo queremos lograr. Ninguno de nosotros tiene la habilidad de saber exactamente cual es la mejor manera de resolver el problema que tenemos enfrente o saber exactamente cual es el camino mas eficiente a seguir. No podemos ver el tomar en cuenta las opiniones de los demás en cuenta como una opción, esto es una necesidad.

La humildad es un reconocimiento personal de que no lo podemos lograr solos, de que debemos estar presentes y atentos a lo que los demás nos dicen siempre y que podremos lograr mejores resultados gracias a los aportes de los demás. En el momento que logramos asimilar que las experiencias y el conocimiento de los demás nos puede ayudar a lograr mas, entonces estamos empezando ha ser humildes. Los demás nos ayudan a ser mas exitosos.

Ser humilde implica querer aprender. Es exponerse a preguntar, incluso cuando estas preguntas puedan exponer falta de conocimiento de nuestra parte. Es estar dispuesto a decir «no se».

Es importante ver los efectos que la humildad puede tener en un equipo de trabajo, una empresa, un país. ¿Que pasaría si todas las personas en tu empresa reconocieran que no pueden solas y que colaborar con los demás dará mas frutos? ¿Y que si todos perdieran el miedo a preguntar cuando no saben algo? ¿Y todos los demás reconocieran el valor que hacer estas preguntas requiere y compartieran sin prejuicio sus experiencias y aprendizajes para ayudar a sus compañeros a crecer? Definitivo, necesitamos mas humildad para tener mejores resultados en el 2017.

Eres suficiente tal y como eres?

¿Hasta donde puedo llegar? ¿Que tanto es lo que realmente puedo hacer? Estas son preguntas muy poderosas que creo que todos nos debemos hacer constantemente. ¿No se si alguno de ustedes alguna vez ha sentido que está haciendo un compromiso que va mas allá de sus capacidades reales? Uno de aquellos compromisos que inmediatamente después de hechos nos causan decir «ala madre! como soy de mula!».

Pues bien, el hacernos este tipo de preguntas o cualquiera de sus derivados seguro nos ayuda con el síndrome de «me comprometo a mas de lo que puedo». Este síndrome es algo natural y es parte del deseo del ser humano de querer ser mas de lo que realmente es. Creo que hay una gran diferencia entre lo que sabemos que podemos hacer y lo que quisiéramos poder hacer para «quedar bien con los demás».

Esto es bastante común en el ámbito profesional. Nuestro jefe o alguien mas a quien queremos impresionar nos pregunta cuando podemos tener un proyecto listo o cuanto creemos que se podrá vender y la respuesta usualmente está «inflada» por querer aparentar ser mas de lo que realmente somos. Que nos vean como algo mas. Que nos reconozcan. Simplemente no creemos que somos suficiente tal y como somos.

Creo que es de vital importancia para salir adelante y poder tener una vida completa poder dejar este miedo atrás. La realidad de las cosas que que no podemos hacer mas de lo que podemos hacer. No podemos ser alguien mas. Lo mejor que podemos hacer es ser nosotros mismos.

Realmente no es muy buena idea comprometernos a cosas que simplemente no podemos cumplir. No podemos ser algo que no somos. ¿Mi consejo? Pasa el rato incómodo y aceptate como eres, reconoce de que si eres capaz y luego cumple. No hay mejor manera de salir adelante que ser tu mismo. Eso es suficiente.

Que hueva las reuniones

Hoy tuve mi reunión de seguimiento semanal con mi equipo. Les soy franco, y me da un poco de pena admitirlo, usualmente nos lleva 2.5 horas. Que hueva! Y hasta hoy caí en cuenta de lo que estamos haciendo….

Se que en lo personal a mi me gusta mucho hablar e interactuar con las personas. Pero las reuniones no son para esto. Hoy no me voy a sentar acá a escribir lo que tantas veces se ha dicho sobre lo caras que son las reuniones, etc. Tan solo quiero dejar mis reflexiones y un concreto mensaje.

Hoy, a partir de la primer hora de reunión me di cuenta que el nivel de energía había caído dramáticamente en el salón. No solo el mío, pero el de todos los participantes.Creo que esto se debe a darle vueltas una y otra vez a al mismo tema para evadir ver un problema o tomar una decisión que mueva las cosas hacia adelante.

A los seres humanos nos energiza resolver problemas y buscar soluciones. Estar encontrando las mejores opciones. Y esto es justo lo que una reunión debe hacer. Identificar problemas u oportunidades por medio de copartir información relevante y forzar a los presentes a tomar decisiones y asignar los siguientes pasos que se deben tomar para lograr los objetivos.

Si una reunión está haciendo algo mas o menos que esto, que hueva!

Las únicas dos cosas que debe hacer un gerente para tener éxito

Creo que no es un secreto que el éxito de un gerente se mide en base al resultado de su equipo. Así de directo. Los logros de un gerente son los logros de su equipo.

Ahora, lo que a veces se pierde de vistas es que es lo que un gerente debe hacer para obtener el rendimiento máximo de su equipo. Andy Grove, ex CEO de Intel,  en su libro High Output Management, lo simplifica al máximo.

Como primer punto el equipo está conformado por personas. Así que el gerente se debe enfocar en crecer a las personas que conforman a su equipo. Si una persona en el equipo no logra crecer y cumplir con las expectativas esto tan solo puede ser por una de dos razones: o la persona no está motivada o la persona no tiene las destrezas necesarias para tener éxito.

Dado esto, un gerente se debe enfocar en 2 cosas para maximizar el rendimiento de su equipo y tener éxito:

  1. Motivar a los miembros de su equipo
  2. Entrenar a las personas a su cargo

Garantiza el éxito de tu startup viendo hacia adentro

Garantizar que algo va a suceder es difícil. En especial si se trata del éxito. Pero al final del día todo depende de la definición de éxito y la experiencia que se tiene, ya sea al nivel individual o como organización.

Realmente no se por qué es, pero cuando enfrentamos alguna adversidad lo primero que buscamos hacer es culpar (muchas veces de una manera muy sutil) y actuar como que si no tuvimos nada que ver cono lo que está pasando.

Por ejemplo, hay un incremento considerable de reportes de fallas sobre la nueva versión del producto que acaba de lanzar la empresa al mercado. Inicialmente muchos de los comentarios que circularan entre los miembros del equipo serán de este tipo:

  • Los usuarios no entienden como usar el producto
  • Los usuarios no están usando bien el servicio, no fue diseñado para eso!
  • Estamos experimentando demasiado tráfico
  • Los servidores están lentos
  • Necesitamos mas hardware
  • Ese problema es aislado, no se que pasó pero ya está arreglado
  • etc.

En realidad, si la empresa quiere garantizar tener éxito los comentarios deben ir mas alineados a este tipo de pensamiento:

  • ¿Que tan bien escribí la documentación de la nueva versión? ¿Está bien redactada? ¿El departamento de atención al cliente avisó con suficiente tiempo a todos nuestros usuarios de como funciona la nueva versión?
  • El nuevo interfaz que diseñé, ¿es realmente intuitivo? ¿se lo mostré a suficientes personas y realicé todas las pruebas de usabilidad necesarias? ¿Es esta la mejor manera de resolver el problema de usabilidad?
  • ¿El código, los queries y la estructura de base de datos son óptimos? ¿Realicé todas las pruebas de stress para saber si lo que escribí aguanta una carga de 10x mayor a la que actualmente manejamos?
  • Los servidores no se ponen lentos por i mismos de un momento al otro. ¿Que no tomé en cuenta en lo que puse en producción que está causando la lentitud?
  • Es probable que la cantidad de hardware que se requiere sea mayor. ¿Que data dura he recopilado para justificarlo? ¿Estoy 100% seguro de que ya no puedo optimizar nada mas? Si quiero crecer 100x, ¿como puedo hacer para que mis costos de servidor solo crezcan 10x y mejorar los márgenes de la empresa?
  • No entiendo como pasó esto y tampoco entiendo por que ya se solucionó. Me voy a tomar un buen par de horas para meterme de lleno a entender esto y poder estar seguro que yo puedo manejar la situación.

Esto garantizará el éxito. Puede ser que el producto fracase, que algunos clientes se vayan y que baje la facturación pero cuando todo esté dicho el equipo se adueñará de los resultados y podrán ver su rol en todo lo que pasó. Esto es aprendizaje verdadero y el único camino real hacia el éxito sostenible. Todos serán mejores. La siguiente iteración logrará mejores resultados.

Siempre mira hacia adentro. Es la única manera de poder impactar todas las situaciones de una manera proactiva y positiva. Primero hazlo a un nivel personal y luego fomenta esa cultura en tu startup. Te garantizo que el éxito vendrá.