Menú Cerrar

Categoría: gerencia

Que es mejor para tu proyecto, ¿cantidad o calidad?

Por proyecto me refiero a tu negocio, producto, página Web, blog, etc. Quiero mas likes, cuantos seguidores tengo y otro sin fin de métricas de vanidad que se están persiguiendo, a mi manera de verlo, sin un propósito verdadero.

Mi opinión personal es que cualquier proyecto que se decida lanzar debe tener un propósito concreto. Debe querer construir algo en el mundo que sea importante para la persona que lo está liderando. La disyuntiva que tengo es que creo que no siempre la cantidad de personas que se involucren es un proyecto (like, follow, etc.) es un buen indicador del impacto que puede tener el proyecto.

Para mi el  impacto, la calidad o éxito de un proyecto se define por la calidad y el impacto que este tenga en las personas y el mundo. Para mi no se trata tanto cuantas personas tengan conocimiento de que el proyecto existe. ¿Cuanta veces escuchamos expresiones relacionadas a lo importante que es cambiarle la vida aunque sea una sola persona? Es nos suena muy inspirador.

No estoy diciendo que el objetivo de un proyecto al que se le invirtió 1 millón de dólares debe ser buscar a 5 «pelones» que tengan una excelente experiencia con el. Mas bien, creo que lo que se debe perseguir es enfocarse en crear experiencias trascendentales a cada una de las personas que interactuan con un proyecto y crecerlo de esa manera sin nunca sacrificar la calidad de esta experiencia por obtener mas usuarios.

Por qué es importante tener un proceso para subir los salarios en las empresas

Son muy pocas las empresas o startups que tienen un proceso definido para subir la compensación de sus colaboradores. Esto se da independientemente del nivel de el nivel del colaborador (contribuidor individual, gerente, director, etc.).

La importancia de crear el proceso de incremento salarial es simple: nivelar el campo de juego y evitar momentos incómodos que crean tensión en los equipos y las organizaciones.

¿Que es lo que sucede? Todos saben que no existe un proceso de incremento salarial. Cuando alguien experimenta una necesidad o simplemente considera que su trabajo mas, después de mucho pensamiento y agonía ser arma de valor, ve a su jefe y pide un aumento salarial.

¿Esta persona se merece el aumento? ¿Que van a pensar sus compañeros si se lo doy? ¿Decidirá irse si no se lo doy? Si se lo doy, ¿me estará pidiendo otro aumento en 6 meses?, etc., etc.

¿Les suena conocido? Incómodo, confuso y muy poco eficiente.

Si se da el aumento, por privado que se acuerde el trato, todo el equipo lo sabrá y el mensaje que se propagará es: «aquí el que pide gana el aumento, no el que mas contribuye». Y puede que esto sea cierto, ¿no?

Esto es fácil de solucionar. Si a priori existe un proceso donde si se cumplen x, y, z indicadores en un período de tiempo determinado (6 meses, 1 año o similar), las personas saben que pueden optar a un incremento salarial de n % todo se resuelve.

La moraleja niños y niñas: no estén esperando que les pidan un aumento para darlo! Lo deben planear antes de que el momento llegue y tener muy bien comunicado a su equipo de como pueden ganar mas.

¿Que es lo que mas te gusta de ir a la oficina?

Ayer escribí sobre las cosas que me gustan de trabajar en mi casa y que quisiera tener en la oficina. Si no han leído ese artículo les recomiendo leerlo como complemento a este.

Hoy voy al otro lado del argumento. ¿Por qué me gusta ir a la oficina?

  1. Siento que la conversación con mis compañeros de trabajo me reta a pensar diferente.
  2. Me gusta mucho compartir la hora de almuerzo con mi equipo e intercambiar experiencia que todos tenemos tanto adentro como afuera de la oficina.
  3. El contacto con las personas de las empresas «hermanas» siempre me ayuda a ver las cosas desde otro punto de vista.
  4. Obtengo un sentido muy real de serenidad y entendimiento de lo que realmente está pasando en las diversas áreas de la empresa.
  5. Me siento parte de un grupo selecto de personas que están todas trabajando por lograr un objetivo en común! La energía y entusiasmo que esto genera en mi no tiene comparación con ninguna otra cosa.
  6. Aprovecho el tráfico para escuchar podcasts (The Tim Ferriss Show, How to Start a Startup, Seth Godin’s Startup School, etc.)

Bien, después de haber pensado bien mis dos listas veo algo muy claro. En la casa busco cosas materiales. En la oficina busco interacción, crecimiento y desarrollo. Esto está genial ya que las cosas materiales que da el trabajar desde casa siempre se pueden comprar / construir en la oficina. La interacción, crecimiento y desarrollo que da la oficina no se pueden traer a casa, bueno, a menos que me traiga a todo el equipo para acá!

¿Que te gusta de trabajar en casa que quisieras tener en la oficina?

El dilema que muchas empresas de tecnología están tratando de resolver! ¿Trabajamos remoto o trabajamos todos juntos? Creo que el fuerte debate que existe entre ambos lados es muy justificado. Cada una de las opciones trae muchos beneficios y al mismo tiempo trae consigo muchas debilidades.

En lo personal cada día mas que pasa me inclino mas al lado de trabajar todos juntos. Creo que la interacción que podemos tener como seres humanos compartiendo el espacio de trabajo, las comidas, los chistes y las epifanías que tenemos es invaluable.

No obstante también me fascina trabajar desde casa. Aprovecho para compartirles esta foto del «setup» que tengo en el estudio de mi casa.

IMG_3977

He estado pensando mucho en dedicarle tiempo a identificar que es lo que me gusta de trabajar en mi casa para poder ver de llevarlo a la oficina y de esta manera tener lo mejor de ambos mundos.

  1. Mi cafetera! Amo el espresso y poder hacerme un shot doble cuando quiero en 5 minutos es lo mejor!
  2. Trabajar en pantaloneta. Por alguna razón me siento mas libre y tengo la percepción de que soy mas creativo. Esto es indispensable para escribir acá en el blog.
  3. El silencio. Esto es una espada de doble filo. Por momentos me desespero y quiero hablar con alguien! Después de todo, cuando cierro la puerta acá, es raro que alguien me vena a ver. Pero la creatividad, la concentración y el «flow» se me dan mejor estando solo. Mi escenario ideal acá es tener una oficina compartida con mi equipo y siempre tener un área aislada donde puedo ir a trabajar tareas de «alta concentración» o atender llamadas importantes.
  4. No tener que ir al tráfico. Se que esto no lo puedo llevar a la oficina pero le juego la vuelta coordinado cuando se puede mis horas de llegada y de salida.
  5. El Internet está mucho mejor ahora en la oficina así que esto lo tacho de la lista.
  6. Mi monitor de 27″. En la oficina tenemos 3 y el resto no son taaaan «bonitos». Teclado y mouse inalámbricos.
  7. Tener un mismo lugar. Como dice mi esposa, «sos un animalito de costumbre». Ok, lo admito pero aún así, me gusta siempre estar trabajando en el mismo lugar, con la misma silla, a la misma altura, etc. Sheldoooon!!!!

Viendo la lista creo que todo lo podemos implementar en la oficina y creo que es importante fusionar los dos mundos que tanto creemos que no se pueden reconciliar: trabajar en casa y trabajar en la oficina.

Para este proyecto que tengo en mente de mejorar la oficina, creo que es muy importante entender que es lo que le gusta a otras personas de trabajar en casa. ¿Me podrían ayudar dejando comentarios con lo que es más importante para ustedes que también han trabajado desde casa?

Update: Acá pueden ver la lista de lo que me gusta de ir a la oficina y cual es mi conclusión respecto a que es mejor!

Manejo de Personal: como evitar el mas grande error de liderazgo

Si nos preguntamos cual es la razón por la cual un miembro de un equipo es promovido a un puesto de liderazgo, estoy seguro que la mayor cantidad de veces la promoción se debe a que la persona es muy hábil en su trabajo y destaca.

Pensémoslo bien. Tenemos una persona que hace su trabajo mejor que los demás. Tiene habilidades técnicas que le permiten producir mas que sus compañeros de trabajo. ¿Y que hacemos? Los removemos del equipo asumiendo que por qué tienen estas habilidades técnicas eso los hace buenos líderes.

La realidad es que las habilidades técnicas no tienen nada que ver con la capacidad de liderar e inspirar un grupo de personas. Este error es muy común y estoy seguro que cuesta cientos de miles de dólares y horas de trabajo alrededor del mundo.

Está alerta. Entiende que la capacidad de producir no es lo mismo que liderar. Conoce que es lo que un verdadero líder debe hacer en un equipo. Conoce bien a tu personal y elige a tus líderes en base a sus verdaderas capacidad de liderazgo y no en base a que tan buenos son para hacer su trabajo actual.

Placebos en el lugar de trabajo: herramientas de productividad

Todos queremos ser mas productivos. Todos estamos buscando las mejores herramientas para hacer nuestro trabajo. ¿Cual es la mejor app para llevar control de mis tareas? ¿Cual es el mejor calendario compartido para mantenerme en sintonía con el equipo? ¿El mejor cliente de correo? ¿El mejor chat para comunicarme?

Según Wikipedia «Un placebo es una sustancia farmacológicamente inerte que se utiliza como control en un ensayo clínico. El placebo es capaz de provocar un efecto positivo a ciertos individuos enfermos, si éstos no saben que están recibiendo una sustancia inerte (ej. agua, azúcar) y que creen que es un medicamento. Esto se denomina efecto placebo y es debido a causas psicológicas.»

¿Que pasa si todas estas herramientas no son mas que placebos? Osea que lo único que hacen es que nos hacen creer que somos mas productivos pero en realidad no nos agregan mayor valor real. En realidad creo que no importa. Ya sea por qué son placebos y nos motivan de maneras irracionales o de verdad nos ayudan a ser mas productivos, las herramientas de productividad que tenemos disponibles hoy si están haciendo una gran diferencia.

Todos los beneficios de un equipo comprometido con la empresa

En cada pequeña acción que cada uno de nosotros ejecuta, sin importar el puesto que desempeñemos, existen dos fuerzas nortes que determinan la calidad del resultado: nuestros intereses personales y los intereses de la empresa.

Es importante delinear que las empresas le pagan a cada uno de sus colaboradores por velar por los intereses de la empresa y no por la comodidad personal del colaborador. Visto desde el punto de vista del directo: la empresa me paga por ayudar a concretar su visión, no por hacer solo lo que yo quiero.

Algo muy especial ocurre cuando los intereses personales del equipo están alineados con la visión de la empresa. El equipo se empieza a comprometer y empieza a hacer todas aquellas cosas que se le dificultan, que de paso son las más importantes, para hacer de la visión de la empresa una realidad. Las decisiones difíciles, las conversaciones incómodas y las negociaciones difíciles se hacen un poco mas fáciles cuando se tiene presente que se espera de nosotros como colaboradores de la organización: compromiso con la visión, no con nuestros intereses.

Esto no quiere decir que a ciegas las personas deben seguir todo lo que la empresa les pide y olvidar su vida personal, familia y amigos. Lejos de eso. Las personas deben defender sus intereses y vidas personales a manera de estar alineados con la calidad de vida que esperan llevar.

La moraleja que acá quiero dejar es que cuando hay algo en el trabajo que sabes que debes hacer hacer para mejorar los resultados y cumplir con lo que la empresa espera de ti hazlo. Aunque sea incómodo difícil y a veces de mucho miedo.

El modelo de negocio, algo que se ignora a pesar de su importancia

Tantas cosas que una empresa debe manejar para tener éxito. Operaciones, servidores, planilla, levantar fondos, reclutar talento, atención al cliente, soporte, ventas, mercadeo, definición de productos, «go to market», «pricing», etc., etc. Es cierto, hay suficiente para mantener a cualquier equipo gerencial totalmente ocupado.

Todo esto que mantiene ocupado al equipo gerencial usualmente opaca uno de los aspectos que mas impacto pueden tener en los resultados de una empresa: el modelo de negocio.

Algunas de las tendencias que usualmente se siguen son: tratar de optimizar procesos para reducir costos, cambiar proveedores para obtener mejores negociaciones, cambiar las personas que ocupan puestos claves para cambiar la cultura, etc. Claro, estas actividades son my importantes pero usualmente los efectos que estas actividades tienen son incrementales.

El modelo de negocio es todo lo contrario. Un pequeño cambio al modelo bien realizado puede ser dramático y ayudar a una empresa a tomar control de una industria y cambiar su destino para siempre.

A pesar de lo mucho que el modelo de negocio significa para una empresa y la gran cantidad de innovación que hay en esta área, siento que hay muy poco enfoque en tratar de entender mejor esta ciencia y al mismo tiempo, muy poca energía en tratar de mejorar los modelos de negocio de las empresas.

Alexander Osterwalder a hecho un gran trabajo con su libro Business Model Generation: A Handbook for Visionaries, Game Changers, and Challengers. Les recomiendo mucho este libro y les dejo los siguientes vídeos en los cuales Alexander detalla sus avances sobre la construcción de modelos de negocio.

 

 

 

 Imagen cortesía www.grasshopperherder.com

Los momentos de grandeza

Todas las empresas y todos los equipos pasan por altibajos. Hay algunas ocasiones especiales en que la química, la energía y los resultados que se obtienen dentro de un equipo de trabajo llegan a niveles muy altos. Actualmente estoy experimentando esto.

El sentir durante estos momentos es muy especial. Todas las personas quieren colaborar, todos dan esa milla extra, todos los resultados se logran, todas las metas se superan y en especial, todos los involucrados se sienten en control de su destino. El mundo es de ellos por unos días.

Es en estos momentos que todos los problemas parecen ser ridículamente pequeños y que no hay obstáculos que no se puedan sobrepasar. Muchos de los miedos son reemplazados por actos de valor y coraje que dan a luz nuevas iniciativas y productos que revolucionan el mundo en que vivimos.

Poco a poco estoy teniendo la oportunidad de experimentar esta situación con mi equipo de trabajo de Interactúa Móvil. Conforme pasa el tiempo, seguimos aprendiendo y continuamos cada uno de nosotros con su crecimiento me estoy convenciendo que estos momentos especiales de productividad, alto desempeño y sentido de propósito no son accidentales o un producto de la suerte. No son algo que esté fuera de nuestro control crear.

Al contrario! Son el fruto de un intenso deseo de construir algo mas grande que nosotros mismos. Se dan cuando cada uno de nosotros entrega su «todo» al equipo con el fin de ayudar a cumplir una visión que es especial para todos. Poco a poco, como equipo estamos descubriendo como intensificar y hacer de estos momentos algo mas frecuente. Lo mejor de todo, creo que estamos siendo mu exitosos. Vienen tremendos días!

Manejo de personal, sobre las horas extras

Es muy probable que este post no contenga la información que la mayoría de ustedes están buscando. No me voy a centrar en escribir cual es el mejor esquema para compensar el trabajo extra o como lograr que el equipo se quede a trabajar mas. Todo lo contrario. La idea de este post es combatir y hacer ver las horas extras como un síntoma de algo que está mal con el equipo o la persona en específico.

Si alguien está trabajando bastantes horas extras una de dos cosas está pasando:

  1. La persona que está asignando la carga de trabajo lo está haciendo mal y estimando erróneamente la carga
  2. La persona haciendo el trabajo no tiene la capacidad, destrezas o voluntad para cumplir lo que se espera de ella

En cualquiera de los dos casos, gerencia debe de intervenir e indagar que está ocurriendo. En el primer caso se debe dar «coaching» a la persona que está asignando el trabajo para que aprenda a estimar las asignaciones de trabajo que hace y evitar que queme al equipo.

En el segundo caso se debe de trabajar de cerca con la persona que no está logrando cumplir lo que se espera de el o ella en su horario laboral estándar para darle las herramientas y que de la talla. Si luego de trabajara con la persona, no se logra que cumpla los resultados sin horas extras, esta persona debe ser reemplazada.

Concluyendo, las horas extras son malas. Una persona que constantemente requiere trabajar en las noches y fines de semana para cumplir con su trabajo estándar está rindiendo poco. Esta es una señal de advertencia que hay algo mal. Es momento de intervenir y encontrar la causa de que está pasando. Simplemente esta situación no es sostenible en el tiempo.

OJO: Siempre hay proyectos, crisis, iniciativas propias de mejora adicional, investigación, innovación, etc. que en momentos requieren de tiempo extra. Estos casos se deben excluir de lo acá expuesto ya que son parte natural del crecimiento de una organización.