Menú Cerrar

El sprint final

No importa de que largo sea la carrera, el sprint final siempre es lo que más cuesta. Esos metros finales que demandan todo lo que a el cuerpo le queda y un poco más son lo que determina al ganador. Muchas veces lo que define quién llegará primero no es la habilidad sino que la voluntad de querer ganar.

En esos momentos en que la meta se ve en el horizonte pero el cansancio es abrumador es importante recordar por qué se empezó a correr. Es en ese propósito inicial que se esconden la energía y la motivación para seguir adelante y terminar.

Ya al estar tan cerca de llegar nada ni nadie puede correr por ti. Si a estas alturas aún quieres ganar, poner el cansancio detrás de ti y enfocarte en lo poco que queda por recorrer es la estrategia a seguir.

Estás ya en el sprint final. Queda poco por recorrer. Puede ser que ganes, o no. En realidad no importa mientras no te rindas y termines lo que empezaste. Muy pronto sabrás si lo lograste o no y con eso llegará la recompensa de descansar sabiendo que diste todo lo que tenías para dar, incluso en este sprint final.

Publicado en motivación

Deja un comentario

Contenido relacionado