Menú Cerrar

Categoría: reflexión

Minecraft y una lección de vida muy importante

Me imagino que al igual que muchos otros papás, recientemente he pasado mucho tiempo jugando Minecraft con mi hijo. El actualmente tiene 6 años y tendrá un año y medio de jugar. Empezó en el iPad y ahora ya juega en PlayStation y computadora…

Adicionalmente a lo mucho que el juego fomenta la creatividad, el fin de semana recibí una lección de clase mundial. Como aquellos de ustedes que jueguen saben, el juego básicamente se puede jugar en uno de dos modos:

  • Modo creativo: en el cual el objetivo principal del juego es construir estructuras ya que desde el principio ya se cuenta con todos lo materiales posibles y nunca mueres
  • Modo de supervivencia: en el cual el objetivo es lograr conseguir todos los materiales, sobrevivir y ganarte todo lo que tienes

Hasta ese día habíamos estado alternando entre ambos modos de juego. Teníamos unos mundos «creativos» y otros mundos de supervivencia. A mi hijo se le ocurrió que empezáramos un mundo en modo creativo y luego de tener todo lo que queríamos nos pasaramos a modo de supervivencia. Luego de estar en modo de supervivencia unos 30 minutos sucedió. El se volvió a mi y me dijo algo así:

«Que aburrido es el modo creativo. Ya tienes todo y no tenes que conseguir y ganarte nada. No hay peligro y no podes perder lo que ya conseguiste. Empecemos otra vez en la era de la madera para que sea mas emocionante.»

Wow. Un reflejo muy exacto de como siento que debiera ser la vida. Una manera muy precisa de entender por qué se siente vienen lograr las cosas por los propio medios y no depender del esfuerzo de los demás para ganarte lo que quieres. Al mismo tiempo el comentario tiene un tinte que muestra como los seres humanos valoramos mas aquello que sabemos que podemos perder y que nos ha costado conseguir.

Gracias por recordarme lo importante que es esto Christian….

El peso que tiene el tráfico sobre Guatemala

Estoy escribiendo esto desde mi casa. Desde hace ya varios años he decidido adoptar un estilo de vida / trabajo en el cual la primer parte de la mañana (empezando desde muy temprano) la dedico a avanzar en actividades de trabajo que puedo ejecutar de manera remota. A lo mejor que la agenda del día lo permita trato de evitar el tráfico antes de moverme a la oficina.

Debo reconocer que mi situación no es típica debido a que trabajo en tecnología y mucho de mi trabajo se puede hacer remoto. También quiero aclarar que bastante de mis responsabilidades incluyen la interacción personal con otros miembros del equipo, reuniones, etc.

Bien, luego de esta aclaración, vamos al grano. El tráfico en Guatemala cada vez está peor. Ayer me tomé más de una hora y veinte minutos para desplazarme 13 kilómetros. Esto fue empezando a las 8:40am. Veamos que implicaciones tiene esto en Guatemala:

  1. Millones de quetzales desperdiciados en gasolina. Si, el costo de la misma ha bajado bastante (creo que este es un factor que también aporta a que haya mas tráfico) pero aún así la cantidad de gasolina que se quema y el deterioro en los carros es tremendo.
  2. Estimo que hay un promedio de entre una a dos horas de productividad directa perdida de manera diaria por persona. Esto suma entre 20 y 40 horas al mes por persona. Calculando 40 horas por persona al salario mínimo da miedo el costo ante el que nos estamos enfrentando.
  3. Realmente veo imposible que una persona promedio, ya sea que se desplace en carro propio o en autobús tenga una claridad mental y emocional óptima luego de experimentar una hora de tráfico intenso. Esto seguro le está pegando de manera indirecta a la productividad del país.
  4. No creo mucho en el impacto ambiental pero creo que algo ha de haber ahí.
  5. La calidad de aprendizaje de nuestros hijo y la siguiente generación se está viendo comprometida desde que los pocos niños que tienen el privilegio de asistir al colegio deben salir a horas muy tempranas y pasar una buena parte de su día escolar moviéndose al colegio. Al igual que la productividad de la fuerza laboral, el estado de nuestros estudiantes, futuro del país, se ve seriamente comprometido por el tráfico

No escribo esto a manera de queja. Tan solo expreso como veo la realidad de esta situación y quiero hacer algo al respecto. ¿Que hacer? Francamente no lo se. Y por eso estoy publicando esto, para ver si alguien mas allá afuera ve la seriedad del problema y quisiera ayudarme a pensar en soluciones factibles que podamos proponer. Espero sus comentarios.

Crédito: Foto por M. Escalante Herrera.

La mejor resolución de año nuevo para el 2016

Cerca de estas fechas muchos nos proponemos lo que universalmente se conoce com las resoluciones de año nuevo. Un par de semanas después una gran mayoría de nosotros ha dejado esas resoluciones por un lado. Esto no es algo del todo malo.

¿Que es lo que sucede? Las expectativas que tenemos de nosotros mismos y lo que creemos que podemos hacer, usualmente son mayores de lo que realmente podemos hacer. Como consecuencia nos fijamos metas, resoluciones u objetivos de año nuevo que simplemente no estamos preparados para cumplir. Aún.

Fracasar en tu resolución de año nuevo, sea lo que esta sea, no es algo malo. Simplemente es un proceso de ir desde donde estás ahora hasta a donde quieres llegar. Es muy difícil poder llegar de acá para allá sin tropezar, especialmente cuando estás tratando de cambiar algún comportamiento.

Como muchas otras cosas en el mundo, tan solo vas a fallar si lo dejas de intentar. Cada vez que dejes de ir al gimnasio, te comas ese pastel o te enojes con esa persona con la que quieres estar mejor recuerda que en ese momento eres una persona que aún no ha podido cambiar su comportamiento. Inténtalo de nuevo una y otra vez. Eventualmente llegarás.

La mejor resolución entonces, para este nuevo año, podría ser seguir intentando lograr lo que quieres hasta que lo logres. Partiendo de la idea de que sabes que al principio vas a fallar.

Mente o cuerpo? pruebas de quien realmente manda

Hace frío, es temprano en la mañana y está obscuro. Dijiste que ibas a salir a correr. En este momento el cuerpo está cómodo y no quiere salir. Empujas, usas tu fuerza de voluntad y finalmente sales.

Sientes el frío en las manos y en el resto del cuerpo. Igual, sigues adelante y empiezas a correr. Después de unos  2 kilómetros ya no sientes frío. ¿Por qué? Los latidos de tu corazón, tu respiración, etc. han naturalmente calentado tu cuerpo. Ya estás bien aunque no estás en tu cama. Tu cuerpo tiene la habilidad de mantenerte bien en condiciones que muchas veces no crees posibles.

Pero, quien causó todo esto. La mente y la decisión de salir. El cuerpo puede lograr cosas maravillosas, y en muchos casos, casi que milagrosas. Sin embargo, el cuerpo nunca las hará sin que la decisión sea tomada por la mente. Nuestra determinación lo es todo.

De igual manera sucede con el miedo. El miedo es una sensación visceral. Muchas veces tu cuerpo te grita con todas sus fuerzas que no hagas algo (como salir a correr en el frío) pero es tu mente la que debe tomar las riendas. Al igual que el cuerpo se caliente cuando corres en el frío, la sensación del miedo desaparece cuando te convences que estás haciendo lo correcto.

Así que tu vida puede ser controlada por tu cuerpo o por tu mente. Tu escoges. Mi experiencia es que mientras mas entiendo mis pensamiento y mis emociones, mejor control tengo sobre mi cuerpo y su constante necedad de estar cómodo. Esto me está dando mejores resultados!

Que te está deteniendo: la falta de habilidad o el miedo?

Veo a mi alrededor y cada vez veo mas cursos especializados enfocados en cómo aprender a hacer esto y como mejorar las habilidades que se tienen para hacer aquello. Todos centrados en mejorar la capacidad técnica de las personas.

Mi experiencia ha sido que, aunque las habilidades técnicas (skills) son muy importantes, incluso necesarias, rara vez son lo que están deteniendo el desarrollo / avance de una persona. Esto aplica para cualquier área de su vida. Lo que yo mismo he experimentado, y lo he visto ya en cientos de personas, es que las limitaciones casi siempre son emocionales y muy relacionadas al miedo.

Ejemplifico con una historia de una persona que conozco.

Ella es una persona que la gusta mucho nadar. De hecho, tiene mas de 4 años de entrenar formalmente varias veces por semana en una piscina que está por acá cerca. Un entreno promedio puede estar entre 1,600 – 2,000 metros. Es bastante.

Esta persona decidió inscribirse en un mini-triatlón como parte de un equipo y hacer el tramo de la natación. Tan solo 400 metros. Pan comido, ¿no? Pues la realidad es que no. Aunque ella tenía toda la habilidad técnica para nadar esta corta distancia se retiró a los 25 metros. ¿Por qué? La competencia era en un lago, agua abierta. No había corriente ni olas. Simplemente era agua abierta y el agua estaba tan transparente que se podía ver el fondo. Sintió miedo e incapacidad de seguir adelante.

¿Que tal si no necesitamos como aprender a hacer MAS cosas? ¿Que tal si todo lo que necesitamos para potenciarnos es entender nuestras emociones y miedos para hacer lo que ya sabemos que debemos hacer?

Si quieres saber mas de como lograrlo, deja un comentario con tu correo.

Por qué es genial El Buen Dinosaurio de Pixar

Hace unas 3 semanas que estuve en Dublin para el Web Summit tuve la oportunidad de escuchar hablar a Ed Catmull, co-fundador de Pixar. Resultó ser una persona muy inspiradora. Su manera de pensar me gustó tanto que actualmente estoy leyendo su libro, Creativity Inc. en el cual detalla el nacimiento de Pixar y su filosofía gerencial. Tremendo libro!

Para cerrar su charla habló de El Buen Dinosaurio que en ese momento estaba aún sin salir y de como habían logrado construir la historia. Bueno, ayer al fin la pude ir a ver con mi familia. Esto es lo que pienso! 

La historia es genial y tiene una aspecto muy fuerte de conexión humana. A 30,000 pies de altura se relata el camino de un Dinosaurio que nace pequeño y débil que quiere probarse ante su familia y lograr aportar en el mundo. En el camino encuentra a un niño humano que le ayuda en su jornada de descubrimiento.

Me pareció muy interesante que lograran que se sienta natural que el Dinosaurio sea el personaje que habla mientras que el niño no tiene una sola línea de dialogo en la película.

Los efectos me gustaron mucho, en especial todo lo relacionado con el agua. Pude sentir una gran empuje a «mostrar» los avances que han logrado en generar texturas con agua y elementos naturales en general.

Fui con Christian, mi hijo de 6 años y creo que la trama está ideal para niños de esa edad, a lo mejor para niños un poco mas pequeños. En lo personal la conexión emocional con toda la película fue muy fuerte y me encontré llorando 2 o 3 veces al igual que Elena, mi esposa.

Altamente recomendada!

Contando historias tan solo para sobrevivir

Ya varias veces había escuchado que uno de los factores determinantes que han permitido la evolución de los seres humanos fue la habilidad de transmitir el conocimiento por medio de contar historias. También he notado la fuerte correlación que hay entre líderes visionarios muy exitosos y su habilidad de contar historias (Steve Jobs, Jef Bezos, Elon Musk, George Washington, Winston Churchill, etc.)

Todo esto me hace sentido, más aún con lo que escuché de Brene Brown en una entrevista que hizo en el Virgin Podcast. Su argumento va algo así: Cuando algo nos ocurre, el cerebro trata de entender que fue lo que ocurrió. Si no entendemos que pasa a nuestro alrededor nos sentimos en peligro. Si lo podemos entender, entonces nos sentimos seguros. Siempre nos queremos sentir cómodos y seguros. Este es el mecanismo de supervivencia que nuestro cerebro utiliza.

Claro, nuestro cuerpo se quiere mantener vivo. Entonces que hace el cuerpo cuando el cerebro crea una historia? Lo premia liberando químicos que generan ciertas emociones! Químicos que nos hacen sentir bien. Y acá está el punto. El cuerpo solo se quiere sentir bien. No le importa si la historia es real o no. Es decir, cuando algo sucede, usualmente vamos a buscar la historia que mas fácil sea para nosotros aceptar con tal de sentirnos seguros.

Esta es la razón de por qué culpamos y no asumimos nuestras responsabilidades. Esto es por qué nos inventamos historias sobre nosotros mismos y por qué hicimos o no hicimos algo. Nuestro cuerpo nunca va a validar que la historia real. El tan solo quiere una historia. Es por eso que está en nosotros resistir esas emociones incómodas que sentimos cuando fallamos y desglosar la historia para encontrar la verdad.

Como bien lo menciona Brene en la entrevista, aquel que puede estar más incómodo, es el que más rápido próspera.

Escucha la entrevista completa acá.

Como realmente motivarte. Construye visión

Hay tantos libros de autoayuda. La palabra motivación aparece hasta en la sopa. Creo que de alguna manera hemos perdido el norte y el verdadero valor de lo que estar motivado significa. Creo que lo estamos confundiendo con amanecer de buenas o la sensación efímera que tenemos cuando las cosas salen como queremos.

Creo que la motivación nace de tener una visión clara y contundente de como queremos que sean las cosas. Al igual que las ideas vienen de las personas, la motivación viene de la visión. Y justo este es el punto. Estamos, creo yo, viviendo en un mundo donde el valor mas alto es querer sentirnos bien. Es decir, estar motivados. Buscamos la motivación com un fin. Tan solo queremos estar motivados para sentirnos bien.

Esto no es así. La motivación no es un fin. Tan solo es el medio. Y es un medio que cuando es aplicado como se debe no siempre se siente bien. La motivación es una poderosa herramienta que utilizamos los seres humanos para materializar nuestros sueños (visión). Es muy difícil sentirnos motivados solo por qué si. Antes, de entrar en este estado es imprescindible que nazca la ilusión de ese mundo mejor. De como pueden ser nuestras vidas  si tan solo logramos nuestro objetivo. Sin visión no existe la motivación.

Este tren de pensamientos es lo que me ha llevado a estar meditando ya por mas de un año. He encontrado que tomarme 20 minutos al día en estar presente conmigo y conectarme con lo que realmente quiero aumenta mi motivación. Y si, esto no siempre se siente bien pero al final del día, ese no es el objetivo. El objetivo es construir poco a poco, y con mucha perseverancia,  la vida con que siempre he soñado.

Como resolver las crisis o problemas sin usar el miedo

Por momentos me impresiona lo mucho que los seres humanos utilizamos el miedo para lograr las cosas que queremos. En especial, lo hacemos mucho cuando nos vemos ante un problema o lo que muchas personas describirían como una «crisis».

Estando al tanto de lo mucho que yo mismo utilizo el miedo como motivador y, al mismo tiempo reconociendo lo desgastante y poco sostenible que es esta estrategia, estoy haciendo un empuje bastante fuerte en Interactúa para cambiar este patrón de conducta.

Lo primero que se debe hacer cuando se quiere cambiar un comportamiento es entender de donde viene. Creo que el caso de utilizar el miedo como motivador es bastante simple. No hace falta mas que ver como estamos criando a los niños y dar un vistazo a como funciona el sistema educativo. Prácticamente la motivación con que muchos de nosotros crecimos y muchos niños actualmente están creciendo es: «evitar el dolor».

i.e. Voy a sacar buenas notas para que mis papás no me regañen / castiguen, voy a colaborar en clase para que la profesora no se enoje conmigo, voy a ordenar mi cuarto para que mi mamá no se oponga a que salga el fin de semana, etc.

Siempre hay dos maneras de ver las cosas. De una manera positiva o una manera negativa. Muchos de nosotros hemos crecido viendo las cosas de una manera en la cual lo primero que nos preguntamos es  ¿que pasa si no hago o logro esto? Si la respuesta es algo que no nos gusta, pues entonces nos movemos.

Ahora bien, que pasaría si todo viéramos el mundo de una manera distinta. Que tal si lo primero que nos preguntáramos al tener una decisión enfrente fuera, ¿como sería mi vida si logro esto? ¿en que tipo de persona me convertiré si sobrepaso este obstáculo? ¿que clase de ser humano quiero ser? ¿cómo se impactará al mundo si hago lo correcto en lugar de lo cómodo, no por qué tengo miedo sino por que esto es algo importante para mi?

Día tras día veo que los problemas se resuelven y las cosas medio marchan hacia adelante. Pero todo esto se da a cambio de un precio muy alto: la tranquilidad de las personas que viven en constante miedo de que pueden perder si algo sale «mal».

Me pregunto hoy, ¿que hará falta en mi y en todos nosotros para que podamos cambiar todas aquellas cosas que no están bien por qué queremos un mundo mejor y no por qué nos cagamos del miedo? ¿Quizás empezar por entender que es lo importante para nosotros sea un buen punto de partida?

Lecciones de vida gracias a la barrida de los Chicago Cubs

Desde que tengo memoria recuerdo ser fan de los Chicago Cubs. Lo mismo creo que podrá decir mi hijo. Y aunque para el seguir a este equipo tan solo es una experiencia de 6 años, la derrota de ayer fue bastante fuerte.

Hace unos año yo hubiera estado mas triste y enojado que mi pequeño. Pero hoy no. Creo que en los últimos años he comprendido bastantes cosas acerca de como funciona la vida. Estos aprendizajes se pueden ver reflejados en la experiencia que tuve ayer cuando los NY Mets barrieron a los Chicago Cubs. Estoy convencido que esta nueva manera de ver la vida me ofrece una experiencia mucho mas enriquecedora de mi existencia. 

  1. El resultado del juego no fue «malo». Simplemente fue. Ayer me preguntaba, ¿como es posible que los fans de los Mets estén contentos mientras que al mismo tiempo los fans de los Cubs están devastados? Es obvio. El resultado de la serie simplemente se dio. Lo que sucede es que cada persona le da un significado único a lo que sucedió. Como todo en la vida, la connotación que le damos a los eventos que vivimos es totalmente personal y está siempre bajo nuestro control.
  2. Nadie me «debe» nada. Cada uno de los miembros del equipo hizo lo mejor que pudo. Y si, ninguno de ellos me «defraudó».  Muchas veces creemos que los demás están ahí para hacernos felices, llenar nuestras vidas, sacrificarnos por nosotros, etc. La realidad es que nunca nadie nos debe nada y no tenemos derecho sobre lo que los demás deciden o no hacer. Reconocer que no tenemos derecho sobre las acciones de los demás mejora todas las relaciones interpersonales que tenemos.
  3. Es necesario fracasar para después lograr triunfar. 4 novatos en el equipo. 3 de ellos menores de 21 años. Primer año que juegan en las mayores. Llegaron muy lejos y, aún mas importante, aprendieron mucho y obtuvieron experiencia. Ninguno de ellos había jugado después de agosto (cuando termina la temporada de las ligas menores). Los Cubs lograron identificar hasta donde fueron capaces de llegar esta vez. Seguro el año que viene las lecciones y la experiencia los llevarán mas lejos. Que bien que ninguno de ellos dijo: no quiero ir a la postemporada por qué nunca antes lo he hecho. Al contrario, la actitud fue: «hagámoslo y disfrutemos! Ya veremos que pasa.» Una excelente actitud que permite tomar mas riesgos y enfrentar los retos de una manera curiosa y divertida.

Con esto no quiero decir que no estoy triste. Claro, hubiera preferido que los Cubs llegaran a la serie mundial. Me hubiera gustado mucho. Pero estoy disfrutando de todo lo que lograron este año por qué entiendo que soy yo el que le da un significado a algo que pasó, comprendo que ninguno de los jugadores me debe nada y que no tengo derecho a que mi equipo gane y finalmente estoy muy orgulloso de todo lo que aprendieron sabiendo que este es el único comino para alcanzar el triunfo.

Let’s go Cubies!