Menú Cerrar

Categoría: reflexión

Todo lo que aprendí en 24 horas sin teléfono celular

El mundo no terminó y yo no soy tan importante. Y estoy ok con eso.

Ayer entregué mi teléfono para cambiarle la batería. Hoy ya me prestaron un teléfono. Creo que fue la primera vez que pasé tanto tiempo sin teléfono. Estuve muy ansioso todo el tiempo. La verdad que si me preocupo el estado en que pase todo el tiempo. Fue tanta la reacción que tuve que hoy dediqué una buena parte del día a pensar que estaba pasando conmigo.

Compilé que es todo lo que aprendí por que tengo la leve sospecha que no soy el único y creo que esto le puede ayudar a muchas personas.

Esto es lo que aprendí:

  1. El mundo no terminó. Durante as 24 horas tenía la constante sensación que que algo mal iba a pasar. Ya fuera con mi familia o en el trabajo. Y yo no me iba a enterar! No iba a poder reaccionar y ayudar. Esto me llevó a la siguiente conclusión.
  2. No soy tan importante. Al momento de recibir el teléfono prestado lo primero que hice fue instalar Whatsapp, Slack ,etc. Al tenerlos listos vi 3 o 4 chats de los típicos de amigos con fotos y puras tonterías. Estaba realmente esperando cosas «importantes» que hacer. Y ahí fue donde me di cuenta de que estuvo pasando. Estaba ansioso, esperando que hubieran problemas para poder ayudar a solventarlo y sentirme util. Me sentí bastante triste de que no se «necesitar» de mi. Después de todo, mis compañeros de trabajo saben donde contactarme incluso sin teléfono.
  3. Dado esto llegué a la conclusión de que para mi la única función del celular es atender cosas «importantes». De acá que aparte de Pokemon Go que juego con mi hijo, no instalo juegos en mi teléfono. Simplemente no.
  4. Entonces, si el teléfono es solo para cosas importantes, entendí por que cuando llamo a mi esposa y no me contesta me enojo. El teléfono es para cosas importantes. Yo estoy llamando. Ella no contesta el celular (algo importante). Entonces yo no soy tan importante.
  5. El tráfico no es tan malo! Estar en silencio y poder conectar con uno mismo sin ir viendo el celular y escuchando podcasts todo el tiempo es muy valioso.

En resumen, si, tenemos un hábito de estar con un teléfono y conectados todo el tiempo. Puede ser que dejar este hábito cueste un poco. Pero si escarbamos un poco mas siempre hay algo mas profundo. Siempre que hay una incomodidad hay algo que tenemos dentro que hay que trabajar. Esto usualmente se hace evidente cuando estamos incómodos.

Así que que aprendí:

El mundo no depende de mi, no soy tan importante y exponerme a situaciones incómodos como estar desconectado y sin celular 24 horas siempre me va a ayudar a descubrir algo importante de como estoy haciendo el mundo.

Festejar o no festejar la muerte de Fidel Castro

La noticia de la muerte de Fidel Castro está en todos lados. Mucho de lo que he visto han sido los videos, comentarios y memes de personas festejando la muerte de Fidel. La verdad no se que pensar de esto pero hay algo que no me hace sentido. Quiero aclarar antes de empezar  que nunca he puesto un pie en Cuba y tampoco se de primera mano como es la situación allá. Tampoco he estudiado la historia del país y la revolución liderada por Fidel. Veo esto desde muy lejos a través de la poca información que me ha llegado acá en Guatemala.

Lo que si se es que muchas personas han arriesgado su vida, e incluso muchos han muerto tratando de dejar la isla. He escuchado que la situación por allá es muy difícil y que la posibilidad de salir adelante por tus propios medios es muy baja.

Ahora, la pregunta que me da vueltas en la cabeza es: con todo esto que ha ocurrido allá,  ¿es festejar la muerte de este ser humano la mejor acción que se puede tomar?

La respuesta que me viene a la mente desde mi punto de vista con lo poco que se es: no. ¿Por qué pienso así?

Creo que la muerte de Fidel es un hecho. No es ni bueno ni malo. Como todo lo que sucede, trae consigo una serie de efectos sobre los cuales las personas que están mas directamente afectadas pueden reaccionar. De nuevo, no creo que festejarlo sea la mejor opción.

Creo que lo mejor que se puede hacer es tratar de entender que implicaciones tiene el evento y que oportunidades de cambio se abren. Dedicar bastante tiempo de reflexión a entender que no estaba funcionando y cual puede ser el mejor camino hacia adelante. Pasar bastante tiempo pensando en como esto afecta al mundo y que se puede hacer para aprender de lo ocurrido y no volver a cometer los mismos errores.

Mejor aún que festejar, tal vez lo mejor sería dedicar mas tiempo y energía a planear como reconstruir.

Ustedes que piensan?

Como quieres que sea el mundo hoy?

En estos últimos días me he preguntado por qué yo cambio mas rápido que lo que cambia el mundo a mi alrededor? Osea, hoy me siento optimista y con ganas de hacer de todo, mañana me siento vencido y pienso que el mundo es una basura y está en contra de mi. No hace sentido.

El mundo a mi alrededor no cambia tan rápido. Seguro, las cosas cambian y pasan muchas cosas. Pero si paro a pensar, mis reacciones son desproporcionadas a las cosas que pasan a mi alrededor.

Mientras mas y mas lo pienso me doy cuenta de que soy yo quien determina como es mi mundo. Al menos el mundo para mi. Mi propio mundo, mi experiencia de vida. Mientras que el mundo sigue su propio camino, lento, determinado e indiferente, yo siempre puedo reaccionar como quiero.

Así que hoy que es un nuevo día hazte la pregunta, si el mundo va a marchar sin piedad siguiendo su camino sin importarle nada mas, ¿como quieres tu ver tu mundo? Al final del día, tu haces tu mundo como lo quieres, entonces: ¿Como quieres que sea el mundo hoy? Hazlo realidad.

Lo que estás intercambiando al dormir un poco mas

No se si ustedes sean como yo, pero al momento en que suena el despertador empieza la lucha. Veamos de una manera un poco mas detallada que está en la balanza.

  1. Lo que me dije a mi mismo que iba a hacer versus lo que voy a hacer. Osea, si puse el despertador a las 5:30am me dije ayer que me iba a despertar a las 5:30 versus realmente me voy a despertar a las 6:30am (en caso que decida seguir durmiendo).
  2. La comodidad versus cumplir mis metas. La verdad es que el único atractivo de seguir durmiendo es la comodidad que siente el cuerpo. Es lo único. No hay mas nada. ¿Que hay del otro lado? Un sentido de cumplimiento, motivación y mas tiempo para cumplir nuestras metas.
  3. Una batalla química que afecta l cuerpo. Nuestro cuerpo segrega diversos químicos que le dicen al cerebro si debe dormir o estar despierto. Ese tiempo que estamos entre dormidos y despiertos (estamos «snoozing») genera ambos quicios y es por esto que aunque a veces dormimos de mas nos seguimos sentados cansados.

Así que mañana que suene el despertador y la comodidad de tu cuerpo te invite a hacer negocios con ella, recuerda que siempre estás intercambiando algo. ¿Que vas a escoger?

Los fantasmas que no podemos ver y nos están deteniendo

Todos enfrentamos situaciones que no manejamos como quisiéramos. Es esto, creo yo, lo que nos impide lograr las cosas que queremos. Cuando nos enfrentamos a algo que no podemos controlar o algo que no sale como queremos nos enfocamos en lo que está sucediendo y nos enfocamos en como eso es lo que nos está frenando.

Mis experiencias de estas últimas semanas me están llevando a creer que haya algo mas. Cosas que nos podemos ver y que tienen un poder casi sobrenatural sobre nosotros. Casi se siente como que si los fantasmas a los que les tenía miedo de niño pudiesen ser reales.

¿A que me refiero? A queso lo podemos ver de manera directa las cosas que suceden allá afuera en el mundo. Sin embargo las interpretaciones y las reacciones, principalmente emocionales, que tenemos a esas situaciones no las vemos. Y en mi experiencia personal, estos fantasmas son los que realmente nos impiden llegar a donde queremos.

Estas últimas semanas me he estado topando con muchos de estos fantasmas. Y he decidido pelear contra ellos. Ya empecé a ganar una que otra batalla. Y es esto precisamente lo que me lleva a creer que estos fantasmas son reales. ¿Por qué? Porque al lograr ver y cambiar algunas de mis reacciones y comportamientos también han cambiado y mis logros y cumplimiento de objetivos.

Agua con los fantasmas!

¿Por qué los vuelos duran mas hoy que hace 40 años?

El vuelo de NYC a Houston hoy dura en promedio una hora mas que hace 40 años. Este vuelo hoy dura 3 horas 50 minutos. ¿En 1973? 2 horas con 37 minutos. Lo mismo ocurre en la gran mayoría de vuelos. Si la tecnología sigue avanzando, ¿Como es esto posible?!

Con todo lo que he estado viajando estos últimos años decidí investigar un poco al respecto. Esto es lo que encontré.

Primero, existe un gran congestionamiento tanto en la tierra como el aire que mayormente ocurre gracias a un sistema de aviación / aeropuertos creado hace mas de 50 años. La cantidad de tráfico que experimentamos hoy está colapsando este sistema.

Adicionalmente, el tiempo de vuelo se cuenta desde que el avión quita el freno de seguridad hasta que se vuelve a poner el freno de seguridad al llegar. Todo el tiempo en la pista, esperando el despegue, etc. cuenta.

Segundo factor, economizar dinero. La aerolíneas están ahorrando millones de dólares al año al volar mas despacio. Si tomamos en cuenta que el precio de un galón de gasolina en 1973 costaba $0.70 y ahora están arriba de $3.00 no nos debiéramos sorprender.

Un reporte del 2008 indicó que JetBlue ahorró mas de U.S.$ 13.6 millones al año con tan solo agregar 2 minutos de duración a cada uno de sus vuelos.

Finalmente las aerolíneas quieren cumplir sus itinerarios. Por lo tanto han creado una practica a la que le llaman «padding» en la cual agregan tiempo a los vuelos que publican con el fin de poder subir su % de vuelos completados a tiempo. ¿Incentivo perverso?

En fin, todas son prácticas que a pesar de poder ser cuestionables pudiesen ser válidas para los dueños de estas empresas prestadoras de servicios. Crees que es una práctica sana. Me estoy preguntando si esto no podría ser una oportunidad de diferenciarse para alguien que quiera cobrar mas y ahorrar tiempo a sus usuarios.

Así que ahí lo tienen, por eso pasamos tanto tiempo en el aire. ¿Que piensan? ¿Comentarios?

La mejor manera de afrontar un momento difícil

Creo que todos hemos pasado por un «momento difícil». Al menos puedo garantizar que yo lo he hecho. Y también he escuchado a muchas otras personas decir que han o están actualmente pasando por uno. Lo que he estado pensando es que, pr lo menos yo, nunca me he definido que es un momento difícil.

Es extraño por qué lo que para mi puede ser difícil, puede ser pan comido para alguien mas. De igual manera, he escuchado a personas comentarme que están pasando por un momento difícil y al analizar la situación a mi no me parece gran cosa.

Esto me lleva a considerar que los momentos difíciles tienen que ver mas con nosotros mismos y nuestras expectativas de como debiera ser la situación que con la situación como tal. La manera de verlo va a lago así:

Algo está sucediendo. Puede o no que en su naturaleza sea destructivo o no. Puede que sea difícil resolverlo o no. Pero el juicio de como nos sentimos al respecto y de como lo queremos afrontar está totalmente bajo nuestro control.

Como dijo Victor Frankl: » Entre estímulo y respuesta hay un espacio. En ese espacio, siempre podemos decidir».

Esta realización, que suena simple pero es lo más poderoso que tiene el ser humano hace toda la diferencia en como afrontamos los momentos «difíciles»

Como utilizar el poder del lenguaje para formar niños mas felices y responsables

Las palabras que una persona escoge utilizar en cada situación que experimenta dicen mucho acerca de la persona. Incluso, la manera en la que la personas va a responder a dada situación está determinada por sus pensamientos. Y sus pensamientos no pueden ser ajenos a las palabras que conforman su vocabulario. En resumen, las palabras que usamos determinan una gran parte de como nos comportamos en el mundo.

Personalmente creo que la responsabilidad es adueñarnos de todo lo que hacemos, tanto para bien como para mal. Estoy convencido que mientras mas nos adueñamos de todas nuestras acciones y de como estamos jugando un papel protagónico en todo lo que ocurre a nuestro alrededor más éxito podemos tener. Es lógico, mientras mas entendemos que efectos tienen nuestras acciones, mas podemos aprender de ellas y cambiarlas para lograr todo aquello que queremos lograr.

Así que acá el punto #1. ¿Cómo podemos usar el lenguaje para formar a un niño mas responsable?

La verdad que es muy simple y la mejor manera de describirlo es con un ejemplo muy relacionado al español.

Cuando un niño pequeño viene y bota un vaso la conversación usual  con los padres va algo así:

Padre: ¿Que pasó?

Niño: Se rompió el vaso

Padre: Ok, no lo vuelvas a hacer

Nótese la respuesta del niño. ¿Ven algo extraño relacionado a la responsabilidad? Vean detenidamente… Claro! Fue el vaso el que se rompió. Yo, niño, no tuve nada que ver con que el vaso se rompiera. Es casi como que si el vaso se hubiera suicidado. El niño de una manera muy subliminal está culpando y desapareciendo de lo que ocurrió. Está evadiendo su responsabilidad.

La misma respuesta en inglés se usa comunmente como «I broke the glass». Nunca se utiliza la traducción literal que es «The glass broke itself». ¿En que idioma hay mas responsabilidad?

Ahora vamos al punto #2. ¿Cómo podemos usar el lenguaje para formar a un niño mas feliz?

De nuevo empiezo con una idea muy personal. Creo que la felicidad depende mucho de la relación que tenemos con nosotros mismos y de como nos vemos a nosotros mismos como personas. Si nuestra percepción de que si estamos bien o no está muy ligada a las cosas que hacemos o los resultados que obtenemos, lo lógico es que nos evaluemos como personas en base a los resultados que logremos. Por ende, que tan felices podamos ser dependerá en gran parte de los resultados que logremos o no tener en las cosas que hacemos.

Imaginemos a un niño de unos 6 años de edad. Regresa a casa del colegio con muy buenas notas y recibe la aprobación de sus padres con comentarios similares al siguiente:

Padres: Hijo, eres el mejor. Estamos muy orgullosos de ti.

El comentario está vinculando el resultado, sacar buenas notas, con que el hijo ES el mejor.

El siguiente mes las notas no van bien y el mismo niño pierde varias clases. El comentario puede ir algo así:

Padres: Estamos muy desilusionados de ti. No esperábamos algo así de ti.

El comentario está desaprobando del niño como tal en base a los resultados que obtuvo. Es evidente por qué de adultos no nos gusta tomar riesgos y fracasar para poder crecer.

Veamos ahora la interacción sugerida al sacar buenas notas:

Padres: Hijo, te esforzaste mucho este mes y lograste tus objetivos. Estamos orgullosos de lo que hiciste este mes.

Y con las malas notas:

Padres: Hijo, este mes no te esmeraste en tus estudios y por eso no lograste cumplir tus objetivos.

El niño sigue valiendo lo mismo para los padres y su aprobación y el amor hacia el como persona no cambia. Se desaprueba de las acciones, que no son el niño como tal, y se hace ver la consecuencia de las decisiones tomadas.

Para cerrar otro ejemplo. Si el niño saca buenas notas se le dice que es inteligente. ¿Que pasa si saca malas notas? El niño asume que entonces no es inteligente. Si esto se refuerza muchas veces, lo mismo le pasará de adulto cuando fracase. Se sentirá como no inteligente y su felicidad por siempre dependerá de los resultados que logre o no logre.

Los 3 niveles de control que tenemos sobre todo lo que pasa en nuestras vidas

No se si a ustedes les pasa igual que a mi, pero a mi me gusta tratar de controlar las cosas. Por ejemplo, mi hijo tiene 6 años y a veces pienso en que quiero que sea cuando ya sea un adulto. También muchas veces envío propuestas o solicitudes en el trabajo las que espero que sean recibidas y ejecutadas tal y como yo espero. Incluso, a veces estoy viendo un partido de beisbol de mi equipo favorito y tengo la sensación de controlar quien va a ganar.

Las filosofo estoicos tienen una manera muy interesante de ver que realmente podemos o no controlar e introdujeron hace mas de 2,000 años la idea de influenciar. Loas 3 niveles de control que nos dejaron los estoicos son:

  1. Aquellas cosas sobre las que no tienes ningún tipo de control como el hecho de que si el sol va a salir mañana.
  2. Aquellas cosas sobre las que tienes control de una manera parcial o puedes influenciar como la decisión de otra persona a comprarte o no un producto o servicio
  3. Aquellas cosas sobre las que tenemos control total. Acá básicamente se refieren a 2 cosas:
    1. A nuestras expectativas de como debe ser el mundo
    2. A las reacciones que tenemos a los que nos pasa

El primer nivel creo que es muy claro. Sin embargo, quiero dejar un ejemplo de lo que son el nivel 2 y 3. Supongamos que voy a jugar una partida de tenis La realidad es que no puedo controlar si voy a ganar o no ya que esto también depende de quien sea mi adversario y como el juegue. Lo que yo si puedo controlar es como juego yo mi partido y si doy lo mejor de mi mismo. De esta manera puedo parcialmente determinar si gano o no. Finalmente, también puedo controlar como reacciono al resultado del partido y que tanto aprovecho la realidad ya sea de haber ganado o perdido.

Buscando mas responsabilidad

Hasta hace poco siempre me consideré una persona responsable. Hoy veo que esto no es cierto. Resulta ser qué en muchas áreas de mi vida la responsabilidad para mi significaba hacer  «lo que alguien mas espera de mi».  Con esto quiero decir que me consideraba responsable por qué iba al colegio (lo que mis papás esperaban de mi), tenía éxito en el trabajo ( lo que mis socios y clientes esperan de mi), cuidaba a mi familia (lo que mi esposa y mi hijo esperan de mi), etc.  En pocas palabras, para mi ser responsable era cumplir con las expectativas de los demás. Cumplir con mis tareas.

Es impresionante verlo en retrospectiva, pero que poca responsabilidad he tenido al no tomar en cuenta todo aquello que personalmente escogía o no hacer y el impacto que eso tenía a mi alrededor. Durante tanto tiempo ignoré todo lo que pasaba a mi alrededor y tan solo tomé en cuenta si estaba llenando las expectativas de los demás. Que manera mas limitada de vivir mi vida! Pero no me arrepiento, a mi propia manera, todas estas experiencias me han llevado a donde estoy y poder tener el entendimiento que hoy por hoy me puede llevar al siguiente nivel.

Hoy quiero ser mas responsable. Y con esto me refiero a tomar control de mi vida y con eso todo lo bueno y malo que hago en el mundo. Quiero darme cuenta y disfrutar de todos los logros que tengo. Y lo mismo va para los fracasos. Quiero ser dueño de mi propia vida y saborear el efecto que tengo en las personas y el mundo que me rodea.

Es extraño, pero tomar las riendas de mi vida da miedo.  No tiene mucho sentido por qué estar a la deriva, a la merced de lo que los demás esperan de mi y no reconociendo todo lo que hago debiera ser mas espeluznante. Al mismo tiempo, la recompensa de adueñarme de todo lo que soy y todo lo que creo que puedo llegar a ser, supera cualquier miedo que pudiera llegar a existir. Poniendo todo esto en la balanza estoy convencido que la responsabilidad de vivir mi propia vida con todo lo bueno y malo que va a traer vale mas que la comodidad de sentirme «seguro» tratando de llenar las expectativas de los demás.